Continúa Cinéfiles, el ciclo de cine gratuito en la Huerta de Saavedra

El próximo martes se proyectará 7 cajas. Organiza el bachillerato popular Berta Cáceres.

El martes 4 de febrero a las 19.30 se proyectará la película 7 cajas en la Huerta de Saavedra ()Plaza Oeste 3556).

La actividad, organizada por el bachillerato popular Berta Cáceres, es con entrada libre y gratuita.

“Espacio libre de alcohol. Podés traer tu reposera y algo para compartir”, indican los impulsores del evento.

Cinéfiles es un ciclo que comenzó recientemente en el espacio también conocido como Cucoco. Semana a semana se fueron proyectando distintos títulos fílmicos, como Jocker, Parasite y Her, entre otros.

7 cajas es una película paraguaya del género Thriller del año 2012, dirigida por Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori. Es la película más taquillera de Paraguay, con más de 270.000 espectadores en el vecino país y más de 70.000 en Argentina. ​

Sinopsis

La película transcurre en el mes de abril del año 2005. Víctor, un carretillero de 17 años que trabaja en el famoso Mercado 4 de la ciudad de Asunción, se distrae imaginando ser famoso y admirado en la televisión de un puesto de ventas de DVD piratas en pleno Mercado 4, lo que causa la pérdida de un cliente a manos de otro carretillero que se le adelantó.

El mundo del mercado es hostil, competitivo y hay miles como él esperando llevar las compras de los clientes a cambio de una pequeña remuneración. Víctor entiende que necesita moverse para conseguir algo de dinero ese día. Entonces recibe una propuesta algo inusual, transportar siete cajas cuyo contenido desconoce, a cambio de la mitad de un billete rasgado de 100 dólares.

La otra mitad del dinero se le entregaría cuando éste termine su trabajo. Con un teléfono celular en préstamo, que utiliza el contratista para ir marcando por cual calle trasladarse, Víctor emprende el viaje. Cruzar las 8 manzanas que cubre el mercado parecía fácil pero las cosas se le van complicando: Le roban una caja, pierde el teléfono celular y la policía rodea el mercado buscando algo que él ignora por completo.

A esto se suma un grupo de carretilleros dispuestos a escoltar las cajas por una suma ínfima de las ganancias. Sin saber, Víctor y sus perseguidores se van involucrando en un crimen del que no saben nada: la causa, la víctima y el victimario y victimaria.

Se hace de noche y Víctor entiende que ahora es cómplice de algo muy delicado y peligroso. La necesidad entonces le obliga a correr, a gritar, o simplemente a callar, y a querer saber lo que hay dentro de las cajas.