Conectate con nosotros

Núñez

Ciudad construirá un memorial por AMIA frente al Río de la Plata

Se ubicará en una plaza pública que se construirá con el dinero obtenido de un convenio urbanístico que permitió desarrollar un edificio en Puerto Madero a mayor altura de la contemplada en el Código Urbanístico.

Publicado

el

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que construirá un memorial en recuerdo de las víctimas del atentado a la AMIA frente al Río de la Plata, entre Ciudad Universitaria y el Parque de la Memoria, en el límite con el barrio de Núñez.

La Jefatura de Gabinete de Ministros, mediante el Boletín Oficial porteño, hizo un llamado a licitación pública a través de  Licitación Obra Pública / Llamado N° 16/DGINYAR/22. De forma complementaria, la DISPOSICIÓN N.º 7/DGINYAR/22 informa que la obra costará $93.824.460 y su plazo de ejecución será de al menos 365 días. El 31 de marzo se hará la apertura de ofertas.

El sitio elegido para emplazar el memorial será una plaza pública en homenaje a las víctimas -cuyo suelo está compuesto por los escombros de la mutual israelita de Once volada el 18 de julio de 1994-, la cual será costeada con el dinero obtenido por el GCBA mediante la firma de un convenio urbanístico con los dueños de un terreno ubicado en Juana Manso 350, en Puerto Madero, tal como informó Saavedra Online. Es para permitirles edificar por encima de lo acordado en el Código Urbanístico porteño.

“La modificación de la normativa urbanística tiene como fundamento otorgar a la mencionada parcela una morfología distinta a la permitida actualmente, posibilitando la localización de un edificio de perímetro libre con basamento y una altura máxima de ciento cuarenta (140) metros, a fin de continuar con el desarrollo urbano del sector Puerto Madero”, establecía el convenio sobre la urbanización en Juana Manso 350.

Publicidad

“En conjunto con la modificación de la normativa urbanística, Profidu S.A., Mitre Construcciones S.A. y el Sr. Pedro Lionel Marsiglia proponen abonar al Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la suma de DÓLARES ESTADOUNIDENSES DOS MILLONES QUINIENTOS MIL (USD 2.500.000) que serán destinados a gastos erogados como consecuencia de la Emergencia Sanitaria con motivo del coronavirus (COVID-19), y de la Emergencia Económica y Financiera establecida por Ley N° 6.301, como así también, aquellos gastos remanentes que queden pendientes de abonarse con motivo de la citada emergencia, y a la construcción de una plaza pública por parte del GCBA en homenaje a las víctimas del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que se localizará en el inmueble cuya nomenclatura catastral es circunscripción 16, sección 27, manzana 147, parcela 1“, se agregaba.

Por otra parte, en uno de los Anexos de la obra se informa sobre la ubicación: “Situado a la vera del Rio de la Plata, en estrecha relación con la Ciudad Universitaria y el Parque de la Memoria”.

También se expone sobre los objetivos y características: “El Proyecto Memoria AMIA surge como consecuencia de la colaboración entre la Asociación Mutual Israelita Argentina y la Secretaría de Desarrollo Urbano (SDU), planteándose un nuevo espacio para de conmemoración a las víctimas del atentado a la AMIA, acaecido el 18 de Julio de 1994. Por su ubicación a la vera del Rio, el emplazamiento del memorial ofrece un lugar para la contemplación y para actividades al aire libre. La estrategia de proyecto consiste desplegar una figura sobre el terreno que minimice el impacto sobre el mismo, rescatando el sustrato original y dejando que el mismo evolucione de forma orgánica”.

“El proyecto propone diluir los límites de las actividades propuestas, generando ámbitos diversos que permita a los usuarios apropiarse de los mismos desde una visión personal y significativa. La silueta de 1112 m2 se posa sobre el terreno, siendo materializada con un solado homogéneo y continuo en bloques de intertrabado sobre una base estructural de hormigón armado. Se proyectan tres áreas de actividades para los usuarios: recordación, encuentro y educación. En el sector que da la bienvenida a los visitantes se posiciona un pilar metálico -una suerte de “estela”- de 20m de altura a modo de hito/referencia del sitio en su contexto. A su vez este elemento funciona como reloj solar proyectando sombras en el suelo, proporcionando brillos y luces en su propia superficie”, suman fuentes oficiales.

Publicidad

“Una placa brinda la información de las víctimas y en su proximidad se opera sobre el solado, exhibiendo el testimonio de los escombros en el terreno, con un vidrio que lo protege y evidencia. Ochenta y cinco estacas verticales de acero inoxidable de tres metros de alto se distribuyen en el terreno de forma regular e isotrópica, cada una de las cuales representa una de las vidas perdidas. Se anima a los visitantes a caminar entre las estelas y reflexionar sobre su significado, disponiendo una serie de equipamientos y bancos en su proximidad”, detallan.

Sobre la finalidad del mismo: “A través del lenguaje y operaciones de abstracción, el espacio pretende ser un símbolo de nueva vitalidad y actividades sociales, así como un recordatorio permanente para las generaciones venideras de los devastadores efectos del atentado”.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Más leídas