Ginés criticó a la CABA: “El control en los bares no está funcionando”

El ministro de Salud de la Nación explicó que “los movimientos de las personas son muy fuertes y ante más apertura, se produce más movimiento, más contagios y mayores problemas para resolver”.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, dijo no estar de acuerdo con las “actitudes aperturistas” del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Agregó que “no condicen con el grado de la pandemia en Argentina”. Criticó en particular la instalación de mesas y sillas de bares en la vía pública. 

“El control en los bares no está funcionando, a mi modo de ver. Es muy difícil controlarlos”, manifestó en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Insistió en que “la apertura no es el problema”, sino “la falta de control sobre la apertura” y explicó que “los movimientos de las personas son muy fuertes y ante más apertura, se produce más movimiento, más contagios y mayores problemas para resolver”, sobre todo para ciudades con más dificultades.

En ese sentido, sostuvo que “siempre hay diálogo con todos los ministros de Salud”, incluido el titular porteño Fernan Quirós, “lo que no quiere decir que esté de acuerdo con la actitud aperturista permanente que tiene el Gobierno de la Ciudad” porque “no condice con el grado de la pandemia, la cantidad de muertos y la cantidad de problemas que tienen otras ciudades en Argentina”.

Sobre el encuentro entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para decidir cómo continúa la cuarentena que concluye el próximo domingo 20, González García estimó que “habrá reunión” esta semana “ya que el Presidente siempre está dispuesto al diálogo”.

En la Comuna 12 los primeros días con mesas de bares y restaurantes al aire libre fueron caóticos porque no se respetaba el aislamiento social. En algunos casos debió intervenir la Policía de la Ciudad para dispersar los tumultos, tal como ocurrió en el Do-Ho de Villa Urquiza.

Con la vigilancia policial y de los Bomberos de la Ciudad, junto a la responsabilidad individual, los casos de aglomeraciones mermaron.