Orduna: “Necesitamos tres semanas de restricciones poderosas para revertir esta situación”

“es lo que CABA estaría haciendo los sábados y domingos, y liberar algunas cuestiones de lunes a viernes, como el comercio con atención en la puerta y la gastronomía sin uso del espacio interno”, esto es “lo que se viene discutiendo hace semanas”.

El médico infectólogo Tomás Orduna aseguró esta mañana que en la reunión con el presidente Alberto Fernández y la ministra de Salud Carla Vizzotti, “la mayoría abogamos porque las restricciones sean por tres semanas y de manera poderosa”, es decir con controles estrictos, para poder disminuir la curva de contagios de coronavirus.

“En lo particular y la mayoría abogamos porque las restricciones sean por tres semanas de manera poderosa, para evitar seguir con una cosa a medias tintas”, explicó en diálogo con Radio Nacional el jefe del Servicio de Medicina Tropical y del Viajero del hospital Muñiz.

En ese sentido, Orduna explicó que el planteo de volver a fase 1 el fin de semana, “es lo que CABA estaría haciendo los sábados y domingos, y liberar algunas cuestiones de lunes a viernes, como el comercio con atención en la puerta y la gastronomía sin uso del espacio interno”, esto es “lo que se viene discutiendo hace semanas”.

Por otra, al ser consultado por la continuidad de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires, Orduna señaló que “todo lo que hace al pericolegio es donde tenemos el problema, no adentro. En todo el encuentro de personas hay potencialmente infectados y son parte del alimento para llegar a los 40 mil casos”.

“Tenemos un impulso en los casos y se le suman otras realidades, como las provincias, por eso llegamos a los 40 mil casos diarios. Nosotros lo que damos es nuestra postura y opiniones, pero después son los ejecutivos los que toman las decisiones”, explicó.

Y agregó: “Tengo miedo, como lo expresaron algunos colegas, que si no te toman las medidas adecuadas ahora, no sirvan y se llegue a un cansancio que nos obligue a hacer algo mas poderoso, por qué yo me pregunto hasta cuando vamos a tolerar como algo natural 500 fallecidos y 40 mil casos por día”.

“No hay datos concretos que las nuevas cepas sean mas mortales, lo que sabemos es que un 2 por ciento de los contagios mueren en el mundo, y si tenés 40 mil casos van a morir 800 personas, eso es así”, manifestó.

Sobre lo aconsejado, Orduna explicó que entre los expertos “hay coincidencia en el consejo que la gastronomía debe cerrar, y dejar solo entrega a domicilio o take away, pero no los patios, ni las veredas porque eso rompe las medidas de distanciamiento y vemos como se realizan reuniones de mucha gente”.

“Estamos los que decimos que hay que cerrar todo lo no esencial por tres semanas, incluida la presencialidad escolar, que haya más fiscalización y ayuda para paliar algo a los que dependen de los comercios pequeños que estarían cerrados”, añadió.

Asimismo, el especialista se refirió al incremento de casos y dijo que obedecen a dos variables, “el comportamiento humano y las variables de preocupación, como las cepas de Manaos y Reino Unido, que se transmiten mas fácilmente”.

“Si hay mas transmisibilidad hay mas daño, esto hace que se agoten las salas de internación, las terapias y se retrasa la atención a las personas, aunque no sea directo va a dañar a más personas”, enfatizó.

Por último, Orduna dijo que en principio mas allá de vacunar a los que tiene riesgos de cuadros graves, donde están los trabajadores esenciales, “se necesitarían a unas 12 millones de personas, un cuarto de la población, para estar tranquilos, pero si hablamos de inmunidad de rebaño se necesita tener un 70% de la población vacunada”.

“Rescatemos el quedate en casa, debemos rescatarlo con muchísima fuerza, es la principal herramienta de prevención de contagios”, concluyó el infectólogo.