Piden informes en la Legislatura porteña por los contagios de Covid-19 dentro de supermercados

En el barrio de Saavedra se han reportado varios casos en las sucursales de distintas empresas.

El legislador porteño por el Frente de Izquierda, Gabriel Solano, presentó un proyecto de Resolución donde pide información oficial al Poder Ejecutivo de la CABA sobre los contagios de Covid-19 dentro de supermercados. En el barrio de Saavedra, como informó este medio, hubo casos en sucursales de distintas empresas.

“Informe cuantos casos positivos en COVID 19 se han detectado entre trabajadores de los supermercados de esta ciudad indicando la empresa (Coto, Carrefour, Disco, Jumbo, Easy, DIA, VEA y otras) y el número de sucursal. Informe cuántos trabajadores han sido internados en establecimientos de salud sean públicos, privados o de obras sociales, cuántos permanecen monitoreados en sus domicilios, y si hay fallecidos. Indique si se tomaron las medidas para determinar rutas de contagios, testeando a los contactos estrechos del personal afectado. En caso afirmativo remita los resultados. Informe el protocolo de actuación y prevención al COVID-19 que implementa el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires frente a casos positivos en sucursales de supermercados”, expone parte del pedido.

Los fundamentos de Solano exponen: “Amerita este pedido de informes al poder ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires la dramática situación que están sufriendo los trabajadores de los supermercados en toda el área metropolitana incluido el conurbano donde ya se registran alrededor de 1100 casos positivos de infección con Covid19 según el informe de los propios delegados y agrupaciones de empleados de comercio, dado el ocultamiento general de las propias empresas, el silencio cómplice de las autoridades del Sindicato de Empleados de Comercio, del propio gobierno de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires y de los municipios bonaerenses. De los casos informados por diversas fuentes gremiales surge que la ciudad de Buenos Aires concentra la mayor cantidad de casos. Y dentro de las cadenas encabeza el listado COTO, luego Carrefour y luego Cencosud (Jumbo, Disco, VEA). El 85% de los casos denunciados corresponden a principales cadenas. Son decenas las sucursales con casos múltiples. Solo en Coto que encabeza el ´ranking’ de insalubridad con más de 360 casos hay 11 sucursales en CABA con más de 13 casos, con picos de 40 casos en Retiro o 30 casos en la sucursal Boedo”.

“El brote de Covid en los supermercados no sola afecta al personal expuesto sino también a la población, transformando a estos en uno de los principales focos de ‘contagio comunitario’. La política empresarial consiste en no cerrar la sucursal frente a casos positivos, sobreexponiendo al personal y al público para no parar de facturar. Las desinfecciones se realizan de noche. Salvo excepciones como en vital de Almagro o el Carrefour de Monserrat donde fueron los propios trabajadores los que impusieron el cierre de la sucursal. Esta política criminal de la patronal está siendo ocultada por los grandes medios de comunicación debido al peso que tiene la pauta publicitaria de los supermercados”.

“Tuvo trascendencia en redes sociales el caso del Coto de Lanus, la apretada del gerente de operación de COTO Mario Búfalo que amenazo y escupió a trabajadores e inspectores municipales que pretendían cerrar la sucursal frente a una decena de casos. Lo más grave del caso de Lanús es que Búfalo se impuso y el supermercado no se cerró y actualmente superan los 50 casos en esa sucursal. Pero en nuestra Ciudad el señor Bufalo no necesita prepotear porque el ejecutivo no clausura los locales a pesar de haber varios que presentan decenas de casos positivos. La continuidad de la actividad en los locales y más aun en los que presentan casos múltiples es un verdadero cromañon sanitario contra los trabajadores de los supermercados y el conjunto de la población”.

“El director general de inspección del trabajo Fernando Cohen ha recibido las denuncias por parte de los delegados, y sin embargo no se clausuran las sucursales. Los delegados también cuestionan los procesos de desinfección, la no certificación gubernamental de las empresas que lo realizan y la falta de protocolos de desinfección que eviten la propagación de casos. Denuncian a su vez que no se afecta los productos de heladera, donde se preserva el virus. En la ciudad no se exige control de temperatura en el ingreso, ni felpudos con desinfectantes como rige en provincia de Buenos Aires. En los supermercados de modalidad express no se asigna personal exclusivo al control de ingreso sobrecargando al personal, provocando choques con el público y agravando el riesgo de contagio en ámbito cerrados”, agrega parte del texto elaborado por el legislador del Frente de Izquierda.