Tras la reunión tripartita, este viernes se anunciará la continuidad del aislamiento por otras tres semanas

Nación, Provincia y Ciudad retomaron el diálogo y el trabajo coordinado tras la controversia por los fondos coparticipables,.

Luego de la controversia por los fondos que Nación le retiró a la CABA para fondear a la provincia de Buenos Aires en el marco del conflicto con la Policía bonaerense, el presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno porteño,  Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador Axel Kicillof, acordaron extender el aislamiento en el AMBA durante otras tres semanas. 

Según anticiparon fuentes oficiales, el Gobierno hará el anuncio a través de las redes sociales tras un acto que encabezará Fernández en el hospital Churruca, a las 11.30, en el barrio porteño de Pompeya.

A su vez, Kicillof y Larreta ofrecerán sendas conferencias de prensa para detallar cómo continuará el aislamiento social en sus distritos a partir del lunes, ya que la actual etapa concluirá el próximo domingo.

Además de Fernández, Kicillof y Larreta, también participaron del encuentro el jefe de Gabinete Santiago Cafiero; su par bonaerense, Carlos Bianco; y el vicejefe de Gobierno porteño Diego Santilli.

La reunión entre Fernández, Kicillof y Larreta fue la primera desde que el Gobierno nacional anunció, la semana pasada, la decisión del Estado nacional de reducir de 3,5% al 2,32 % el coeficiente de la coparticipación de la ciudad de Buenos Aires.

Acerca del acercamiento, Larreta expresó: “Toda mi vida elegí el camino del diálogo, y más en este contexto angustiante que estamos viviendo. Por eso, y por encima de las diferencias que expresé la semana pasada, siempre voy a estar dispuesto a trabajar de manera coordinada para cuidar la vida de los argentinos”. 

La situación del coronavirus en el país y en AMBA

De acuerdo al reporte vespertino del Ministerio de Salud nacional, se informaron 12.701 nuevos casos de Covid-19, de los cuales 6319 son de la Provincia de Buenos Aires y 1156 de la Capital Federal.

Desde la Provincia informaron que la posición ante la próxima fase “es continuar lo más parecido posible a la situación actual”, aunque admitieron que se está trabajando en un protocolo con el gremio Uocra para la vuelta a la actividad de las obras de construcción del sector privado.

En tanto, la Ciudad insistió en la propuesta de abrir más espacios al aire libre de los comercios de gastronomía, como patios y terrazas, que fue rechazada semanas atrás por la Nación.

También se planteó el plan elaborado por el Ministerio de Educación porteño para el “retorno a la presencialidad” de los alumnos que perdieron el vínculo con las escuelas por la pandemia, el cual prevé clases de apoyo escolar y talleres de lectura en el espacio público, como plazas barriales o calles.

Poco antes del encuentro de los tres mandatarios, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó que “no todo lo que disponga la Ciudad de Buenos Aires se puede hacer en forma inmediata en Provincia, debido a que entre una jurisdicción y la otra “hay un delay, epidemiológicamente hablando”.

Gollan respondió así al ser consultado sobre las actividades que podrían ser abiertas en la nueva fase del aislamiento social que comenzará el 21 de septiembre.

“La apertura de la construcción es algo que sí está en conversaciones, y se está trabajando con la Uocra y los empresarios para elaborar los protocolos”, reconoció Gollan.

Luego explicó que esta actividad regresaría “con protocolos estrictos, con un límite de gente trabajando en el mismo lugar al mismo tiempo, y con transporte asegurado por el sindicato o la empresa”.

Por su parte, Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense, dijo que “vamos a seguir igual, y seguramente pasemos muchos distritos a fase 3 por la circulación del virus”.

“Reforzaremos los cuidados y esperamos que bajen los casos en Amba y se reduzcan en el interior. Tenemos una perspectiva de descenso de casos en las próximas semanas, en especial si bajan los casos en Amba”, dijo Kreplak por C5N.

Fuentes de la Gobernación dijeron que “el Gran Buenos Aires sigue igual, y solo se prevé sumar la construcción privada” a las actividades autorizadas.