Conectate con nosotros

El Barrio

Andrés Pintos, vecino de Saavedra y realizador audiovisual, ganó el mundial de cortos del Festival Buenos Aires Rojo Sangre

Junto a Florencia Abad rodó hace tres años “La chica en el estacionamiento”.

Publicado

el

“Vi ese garage oscuro, era perfecto para contar una buena historia de terror”, dice Andrés Pintos, vecino y realizador audiovisual, sobre el origen de “La Chica en el estacionamiento”, ganador del mundial de cortos organizado por el festival internacional Buenos Aires Rojo Sangre (BARS).

“El corto tiene tres años. Mi amiga Florencia Abad vivía en esa época en Nuñez. El edificio tenía ese estacionamiento. Ella es cantante y se copó para actuar. Nos juntamos a pensar la historia, la escribimos y en tres días rodamos. Lo edité y lo presentamos en varios lugares. En la edición 2018 del BARS estuvo en la competencia internacional, lo proyectaron en el Multiplex Lavalle. Fue un momento muy emocionante. Ahora, por la pandemia el BARS organizó un mundial online y nos convocó”, dice Andrés, editor audiovisual y director de casting.

El mundial online se hizo entre el 1 y el 17 de mayo. Había rondas eliminatorias. El corto con más votos virtuales era el ganador. “Fueron cuatro partidos. Empezamos muy abajo y luego repuntamos. Fue un momento de unión entre seres queridos, en medio del aislamiento por la pandemia, que se copaban en votar. Mi familia, mis amigos. Algunos hasta hacían cábalas futboleras. Muy agradecido por todo el agite”.

Andrés también habla desde el costado audiovisual: “El nuestro es un corto de cero presupuesto, estaba en un mundial con otros cortos con mucha producción. Fue muy movilizador. Nos quedamos con ganas de hacer otro, pensando en participar en próximos festivales”.

“El Rojo Sangre es fiesta, con un público y una programación bárbara. Tantos años fui como espectador y luego me tocó participar. Fue muy emocionante en 2018 y ahora todavía más”, sostiene.

“Ver una buena película de terror en el cine es una de las cosas que más me gusta”, afirma Andrés y asegura que su vida “está atravesada por el cine”.

En primer lugar, porque es su profesión, luego de haber estudiado en el Cievyc y haber hecho talleres de crítica y montaje. Edita videos y hace trabajos de cámara para diversas producciones. “Ahora con la pandemia de frenó, pero sigue saliendo laburo”. También trabajó en el área de casting. Lo hizo en películas nacionales (Gilda; Francisco, el padre Jorge; entre otras) y del exterior como The Vegas (Canadá) o Tango Sangriento (Alemania).

En lo personal, su vida transcurrió entre Nuñez, Saavedra, Coghlan y en estas calles nació su amor por el séptimo arte. Nos cuenta que nació en 1981 en Vuelta de Obligado y Ruiz Huidobro. Desde 2010 vive a pocas cuadras del Hospital Pirovano. Uno de los momentos fundacionales ocurrió en la casa de su abuela China en la calle Conesa y Jaramillo: “Era el centro de reunión familiar. Ella compraba el diario todos los días, yo más o menos a los 11 años empecé a leer ahí el suplemento de espectáculos, las críticas de películas, las entrevistas con actores”.

Tal vez un poco de ese amor y gratitud ante semejante descubrimiento haya sido la idea fuerza para el corto que Andrés hizo a mediados de 2000. “Casa China fue el resultado de varias tomas que le hice, quedó como un documental del estilo “Un día en la vida de…”. Fue muy significativo por homenajearla y porque lo hice poco tiempo antes de que falleciera”.

También fue clave el hábito que se hizo de ir a los cines locales: “Era el deseo de querer estar todo el tiempo en el cine. Iba a los extintos Savoy o Mignón. La única vez que me hice la rata en la escuela fue para ver el estreno de Pulp Fiction, pero no me dejaron entrar por ser menor. Vi otra al final. Fue toda una aventura que terminó más o menos. El Día de la Primavera en la secundaria prefería ir al cine que irme de picnic”.

Otro momento sentido fue cuando su familia le regaló su primera videograbadora: “Primero me habían dicho que no la habían conseguido, llego a casa y la veo. Fue todo un acontecimiento. Ahí empecé a ir al videoclub todo el tiempo. Recuerdo haber visto Misery y haber quedado traumado, no dormir a la noche. Es toda una secuencia muy de los años noventa”.

En el medio de este despliegue cinematográfico en la mente de Andrés, su vida de infancia transcurría entre los hitos barriales: “Fui al jardín y a la primara a la escuela 15 de Saavedra. De ahí surgieron algunos de mis mejores amigos con los que hoy en día sigo en contacto, muchos de los que me hicieron el aguante en el mundial”.

“Tengo muchos grandes momentos de chico, como los carnavales en la puerta de la China. Ir con la familia a la Farola de Ramallo y Cabildo, los intercolegiales en el Parque Saavedra. Lidiar con mi viejo Hugo y mi abuelo Osvaldo, los dos vitalicios de Platense, el día que el Calamar perdía un partido. Fue una linda infancia llena de buenos momentos que me marcaron”.

De la casa de la China y sus diarios a ganar un mundial en plena pandemia. De caminar por avenida Cabildo después de ver una buena película a ser parte del presente de la industria audiovisual. El vecino Andrés Pintos encontró en el séptimo arte un modo de ver y sentir el mundo y gracias a ello hoy podemos disfrutar de su trabajo.

Seguir leyendo
Publicidad

El Barrio

Falsa alarma sobre incendio en García del Rio y Amenábar

Al lugar se despllazaron efectivos de la Policía de la Ciudad y del GER Saavedra.

Publicado

el

Este sábado, vecinos del barrio de Saavedra dieron aviso a los Bomberos de la Ciudad por la salida de humo de un inmueble ubicado en García del Rio casi Amenábar.

Al llegar al lugar, una edificación de planta baja y primer piso destinada a casa de familia, efectivos policiales y del Grupo Especial de Rescate (GER) de Bomberos de la Ciudad comprobaron que “en el patio interior se estaba realizando una quema controlada de cables”.

“Negativo incendio se trata de un quema de cables”, reza el escueto parte oficial, al que tuvo acceso Saavedra Online.

Seguir leyendo

El Barrio

Un vecino de Barrio Mitre dio positivo de COVID-19: se hará un seguimiento de las personas con las que estuvo en contacto

El hombre, de 36 años, se encuentra sin síntomas. Fue aislado anoche en un hotel del centro porteño. Hay preocupación y versiones cruzadas sobre si estuvo en cuarentena. Testimonios e información exclusiva.

Publicado

el

Un residente del Barrio Mitre de Saavedra dio positivo de COVID-19 y fue aislado anoche en un hotel del centro de la ciudad de Buenos Aires, en medio de rumores cruzados entre familiares, vecinos y el propio paciente, de nombre David, quien confirmó en sus redes sociales que contrajo la enfermedad y dialogó con Saavedra Online.

Por su parte, autoridades de la Comuna 12 informaron a este medio que, a partir de ahora, se hará un seguimiento de la situación sanitaria de más de 20 contactos estrechos.

“Todos ellos no pueden salir de la casa por siete días, y el sábado que viene, o más tardar el lunes, los hisopamos a todos”, explicó Gabriel Borges a Saavedra Online. “Si hacemos los test ahora sale negativo. No tiene sentido.”, agregó el presidente de la Junta Comunal.

Según pudo saber este portal, a esta persona le habían dado licencia por un caso de coronavirus en su trabajo. David denuncia abandono de persona por parte de la empresa que lo emplea.

En el barrio hay gran preocupación. Vecinos sostienen que en lugar de hacer la cuarentena, David “andaba por la calle sin barbijo”. Pero él rechaza de plano estas versiones.

En diálogo con Saavedra Online, David asegura que desde el inicio de esta semana, cuando le informaron que un compañero dio positivo, no sale a la calle, y que antes de eso, cuando salía -porque tenía permiso para circular-, lo hacía con barbijo y con todos los recaudos.

Ayer, tras ser notificado que el test le había dado positivo, la obra social lo envió a la casa para que continúe el aislamiento. Allí tomó intervención la Comuna 12. Borges contó a Saavedra Online que esa decisión le pareció “una locura” y por eso se puso “en marcha el protocolo”.

“Le tramité la habitación en el hotel. Me comuniqué con salud. Pasé todos los datos. Le mandé 23.30 un taxi con aislamiento y lo transportamos” al hotel, detalla Borges.

Sobre su estado actual, David dice: “Yo estoy bien, me lavo las manos y estoy con vos, preocupado por mis hermanas, mi familia, por vecinos y gente que sé que estuve en contacto estos últimos días, que no son muchas”. 

Tal como informó este medio, el lunes está previsto el inicio de un operativo para tomar la temperatura casa por casa, en las 324 viviendas que integran el complejo habitacional.

Seguir leyendo

El Barrio

Este sábado: olla popular en el Galpón de La Chilinga

Acompañará la iniciativa, entre otras entidaddes, la Peluqería Prana, que además presentará su escuelta virtual a la gorra, para quienes quieran aprender este oficio con salida laboral.

Publicado

el

Este sábado 6 de junio a las 13 horas se realizará una Olla popular en el Galpón de La Chilinga (Ruiz Huidobro 4228, CABA).

La actividad es organizada por el Comedor de Santi con el apoyo de Peluquerías de Diseño Prana, la Agrupación 3 de abril, y los locales gastronómicos del barrio de Saavedra Moshu y Jornal.

En diálogo con Saavedra Online, miembros de Prana anticiparon que durante esta jornada solidaria se presentará la escuelita virtual de peluquería a la gorra, un oficio con salida laboral. La iniciativa se replicará en distintos barrios vulnerables, como la Villa 31 y Ciudad Oculta.

De la mano de Prana, estarán presentes la firma de productos capilares Bonmetique y la empresa Fantoche, que repartirá alfajores a los presentes.

El Comedor de Santi funciona de lunes a viernes de 11 a 14. No se suspende por lluvia.Sus organizadores sostienen que el espacio sobrevive gracias a la ayuda de vecinos y comercios de la toda la Comuna 12. Aclaran, además, que no reciben ayuda gubernamental.

Seguir leyendo
Los 3 mosqueteros
Publicidad

Tendencias

error: