Anochece más temprano en Saavedra: las restricciones nocturnas cambiaron la rutina en el barrio

Hubo amplio acatamiento por parte de los negocios. Por caso, pasadas las 19 la mayoría de las persianas estaban bajas en el corredor comercial Balbín, salvo bares y restaurantes con delivery. Luego de las 20, hora límite para circular, había varios runners y grupos de amigos reunidos en el Parque Saavedra.

Este viernes en el barrio de Saavedra hubo un alto acatamiento a las nuevas restricciones nocturnas, tanto para el cierre de negocios como para limitar la circulación. No obstante, esto no impidió que un grupo de personas continúe haciendo deporte o reuniones sociales en el espacio público pasada la hora establecida.

La dinámica del barrio se vio notoriamente afectada por los nuevos límites decretados por el presidente de la Nación. Varias horas antes del anochecer empezó un movimiento inusual en las calles. Era la gente saliendo desde sus trabajos o yendo a hacer las compras más temprano.

Esquinas llenas de peatones esperando por cruzar, largas filas frente a los mercados o gente entrenando en las plazas son postales que hasta hace algunos días se veían cerca de las 20. Todo eso se adelantó varias horas por las restricciones.

Por un lado, el decreto presidencial establece a las 19 el cierre de los negocios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). En Saavedra, y también buena parte de la Ciudad, los mercados y locales terminaron por acatar la medida, pero la mayoría no fue puntual para poder atender a todos sus clientes.

En el corredor comercial de la avenida Balbín, a la altura del viaducto, los negocios cerraron poco después de las 19, según apreció este medio. La postal de persianas vacías hacía recordar el paisaje de mazo del año pasado. Solo trabajaban las parrillas y restaurantes, que funcionan con delivery y take away.

A pocas cuadras, los negocios gastronómicos que rodean el Parque Saavedra en su mayoría cerraron pasadas las 19. Luego unos pocos continuaron abiertos, con entregas a domicilio. Dandy (García del Río y Pinto) estaba con las sillas dadas vuelta sobre las mesas, pero despachando pedidos.

Dentro del parque sí se podía ver bastante movimiento pasadas las 20, hora límite para circular si no se es personal esencial.

Pese a lo establecido en el decreto, este medio apreció grupos de amigos en ronda tomando mate o compartiendo alguna comida.

En el Parque Saavedra hay dos garitas de la Policía de la Ciudad. No obstante, la única intervención de uniformados que vio este medio fue un bicipolicía que recorría el lugar pidiendo a los presentes que emprendieran el regreso a casa.

Asimismo, había varias personas que de forma individual o en dúos hacían caminatas o running alrededor del parque. Este portal también divisó a un grupo de jóvenes que entrenaba sobre las postas de calistenia.

En cuanto al patrullaje, no fue muy diferente al de jornadas anteriores. Se podían ver móviles recorriendo las calles y avenidas de Saavedra.

El decreto presidencial establece que al menos hasta el 30 de abril continuarán estas restricciones con el fin de contener la pandemai de Covid-19 y hacer que los casos diarios bajen.