Confusión y mugre en torno a los Puntos Verdes

Si bien están habilitados y con limpieza periódica, por la pandemia del coronavirus no hay personal para recibir los residuos, lo cual genera dudas y muchos vecinos, por comodidad, desconocimiento o porque el contenedor está lleno, los depositan en los alrededores en lugar de introducirlos por las bocas del dispositivo.

El aislamiento social y obligatorio para contener la pandemia de Covid-19 obligó a cerrar varias dependencias públicas, incluso aquellas fijadas en el espacio público. En el caso de los Puntos Verdes, se retiró a su personal presencial, pero dejaron habilitadas las bocas donde los vecinos pueden depositar sus residuos reciclables.

Muchos vecinos de Saavedra, y de toda la ciudad en general, toman a la falta de personal como un cierre. Por eso, en lugar de depositar los residuos en las respectivas bocas (plástico, cartón, vidrio), dejan grandes bolsas, cajas o cajones en los costados de cada dependencia, en general oficinas modulares sobre espacios verdes. Otras veces lo hacen porque los Puntos están colmados o porque no quieren estar en contacto con la superficie por miedo a contagio de enfermedades.

Un vecino compartió en la red social Twitter una foto de la Plaza Zapiola, donde se ven más de 30 bolsas llenas de residuos, aparte de cajas y cajones. Escribió al respecto: “Todo se acomoda al contexto pandemia pero no creo que la “acción sustentable” del ciudadano común sea tirar en bolsas al lado del container hasta que alguien (cooperativas o alguien más) las levante”.

Este hecho se repite de forma similar en otros lugares del barrio, la Comuna 12 y la Ciudad.

Plaza Mackenna. Este lunes los Puntos Verdes habían sido vaciados.,

Por eso, este medio recorrió los Puntos Verdes de Saavedra y comprobó esta dinámica, donde los ciudadanos arriman de costado grandes volúmenes de residuos.

En algunos casos, como la Plaza Alberdi, se aprecia que había numerosas bolsas de residuos en el lateral de la unidad.

La Plaza Benjamín Vicuña Mackenna tenía su Punto Verde en condiciones similares, con una limpieza reciente, quedando expuesto que hubo basura acumulada en sus alrededores.

En la recorrida de este portal, se apreció que el Punto Verde del Parque Saavedra no tenía residuos en sus alrededores.

Este medio consultó a fuentes del Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la CABA, a cargo de Clara Muzzio, sobre cómo es la estrategia en pandemia.

Contaron que, pese a que no haya personal en las dependencias, sí hay operativos periódicos de limpieza: “Hay fiscalizadores que van recorriendo los puntos verdes durante la semana, no una vez. Y cuando están completos o pronto a llenarse, avisa para que lo vayan a retirar”.

Ante la consulta de por qué creen que los vecinos dejan los residuos a un costado, en vez de depositar en cada boca, señalaron que a veces la gente no quiere meter la mano en las bocas por temor a contagio de enfermedades y en otros casos van con muchas cosas y se llena rápido.

“La idea es poder mejorar, siempre. Y brindar el mejor servicio que se pueda. Y más, teniendo en cuenta la actualidad”, agregan.

Vale recordar que la costumbre de dejar grandes bolsas con volúmenes de residuos es anterior al inicio de la pandemia y la cuarentena. Por ejemplo, aparecían en horas de la noche, pasaban toda la madrugada y en algunos casos eran los mismos empelados a cargo de cada oficina modular quienes colocaban cada material en su respectiva boca, cuando la dinámica es la entrega en mano.

Una alternativa que tienen los vecinos para entregar sus residuos reciclables sin dejarlos en los Puntos Verdes es contactar a cooperativas de recicladores, que están activas de forma independiente.

Como informó este medio, existe Correcaminos, un emprendimiento que da trabajo a 50 familias. Previa acordada telefónica, retiran a domicilio todo tipo de residuos que pueden reutilizarse. En algunos casos apelan a la organización vecinal: el camión pasa a una hora determinada en una esquina donde esperan varios vecinos para hacer una entrega colectiva.