Quejas de vecinos de La Copita por fiestas nocturnas: motores, música a alto volumen, alcohol y aglomeraciones sin barbijo ni distanciamiento

Anoche los vecinos padecieron por cuarta vez la fiesta callejera a metros de las casas de un barrio netamente residencial.

Anoche, por cuarta vez comsecutiva, los vecinos del Barrio 1 de Marzo volvieron a padecer y a mirar con asombro el descontrol nocturno en torno a las calles de La Copita, en el barrio de Saavedra.

Música a todo volumen, estruendo de motores de autos y motos, gritos, consumo de alcohol y ningún cuidado sanitario: pese a la plena vigencia de la pandemia del coronavirus, ninguno de los presentes utiliza tapabocas ni mantenía la distancia, según relataron vecinos a Saavedra Online.

Estas fiestas callejeras suelen terminar varias horas después de iniciadas, cuando poco antes del alba se acerca la Policía para desalojar el lugar, agregan las fuentes a este medio.

Además, señalaron que el lugar queda regado de botellas de bebidas alcohólicas.

“Son chicos de 16 a 22 años, que creemos que no son de la zona, y que se juntan en las plazas como alternativa a los boliches, que están cerrados”, analizaron los damnificados de esta situación que impidió el descanso durante los últimos fines de semana.