Radio móvil: los Magos de Saavedra transmiten en vivo mientras recorren en micro la Ciudad

Además, colocarán placas recordatorias en los sitios donde ensayan y en el Parque Saavedra, porque allí organizan los festejos de carnaval desde 2010.

La agrupación de murga Los Magos de Saavedra convirtió su micro en un estudio de radio y desde el fin de semana pasado realiza un “programa móvil, sobre ruedas” los sábados y feriados de febrero a las 21 con entrevistas a referentes de la murga porteña. Conducido por sus propios murgueros luciendo los uniformes, cada envío se transmite por redes sociales.

Es una de las actividades especiales de este febrero, donde no hay corsos en el espacio público para evitar la propagación del Covid-19.

Nicolás Martín Poggi integra Los Magos y contó a este medio que fueron las agrupaciones de carnaval las que tomaron la decisión de suspender los tradicionales festejos callejeros para “cuidar a los murgueros y al público en general”. “Nos duele, pero estamos orgullosos de lo que hicimos”, agrega.

A fines del año pasado se lo plantearon al Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, el cual estuvo de acuerdo. Los murgueros sugirieron hacer actividades complementarias para difundir su trabajo e historia, mediante murales, radios abiertas y otras manifestaciones artísticas.

Los Magos al principio querían hacer una radio abierta en el Parque Saavedra, admitiendo una pequeña concurrencia de público, siempre al aire libre. Al final la idea no prosperó al ver que, de todos modos y más allá de los cuidados, estaba latente el peligro de que se generaran aglomeraciones de gente.

Pensaron entonces convertir su micro en un estudio radial para atravesar la Ciudad de Buenos Aires mientras el programa estaba al aire. “Se nos ocurrió que andando por la calle la idea sí era viable”, cuenta Nicolás.

“En una semana acondicionamos el micro, que es de la murga. En lo logístico, nos fue bastante bien, superó las expectativa, por el tema de la conectividad. No teníamos wifi, sino datos para transmitir e igual se pudo hacer. El sonido implicaba sacar energía de un grupo electrógeno que está dentro del vehículo. Se sacaron algunas butacas para la mesa. Era un desafío y salió bien”.

Sobre cómo se sintió esta experiencia radial, dijo: “Fue muy raro, melancólico y emocionante. Ver a los murgueros con sus trajes queriendo participar -siempre con los cuidados- fue muy emocionante. Uno sentía que estaba haciendo carnaval. Si bien para nosotros todo el año es carnaval, en esta fecha es donde se conmemora”.

Este verano atípico sin corsos hay varias otras actividades complementarias. “Nos genera un vacío la falta del bombo y la calle, pero estamos contentos porque sabemos que es lo correcto ante el contexto actual”.

Nicolás comenta que hay transmisiones por streaming “con cerca de ocho personas y poca percusión”. Se suman “muestras de fotos que ruedan por todo el circuito de los barrios porteños, los puntos donde se juntan las murgas”.

Otra acción son los “Murgales”, murales hechos por murgas en sitios emblemáticos como plazas o centros culturales donde se desarrollan ensayos o corsos.

“Huellas de Carnaval” es otra propuesta para este verano. Nicolás cuenta: “Son chapas identificatorias que tienen que ver con los lugares de ensayo o donde se hacen los corsos. Va a haber una chapa de cada agrupación de carnaval con un codigo QR que te deriva a un sitio web que narra su historia”.

En el caso de Los Magos, habrá tres de estas, adelantó: “Esta agrupación fue formada en 1985. Vamos a poner una placa en Donado y Núñez, donde ensaya la percusión; otra estará en la Plaza del Poli, en Manuela Pedraza y Moldes, donde ensayamos toda la vida; otra en el Parque Saavedra, porque es donde hacemos el corso desde el 2010″.

Una última acción es “Cuatro Banderines, Cuatro”: “Para que el carnaval esté vivo en febrero, instamos a la gente a que cuelgue banderines en su lugar de trabajo, su negocio, las casas, la calle. Es para mostrar que el carnaval -pese a que no tiene los tradicionales festejos de otros años- sí está vivo y latente a través de trabajo de las murgas”.