“Una bicicleta para Rolando”: vecinos ayudaron a un hombre sin techo para que pueda trabajar

Tan solo unas horas después de un pedido en las redes sociales de Saavedra Online, una persona se acercó hasta la esquina donde para Rolando y le entregó el rodado para que pueda seguir haciendo entregas para comercios del barrio.

Vecinos del barrio de Saavedra se unieron en acción solidaria, a través del grupo de Facebook que gestiona este medio, y lograron entregarle una bicicleta a Rolando, un hombre en situación de calle, para que pueda trabajar.

Poco después del mediodía de este jueves, el usuario Juan Carlos Molina publicó en el grupo un texto donde contó la historia de Rolando: “Siempre luchó para salir de la calle y se esforzaba vendiendo pañuelitos, golosinas o cualquier cosa de poco valor”. “Cuando reunía unos pesos, pagaba una pensión y su lujo era dormir en una cama y ese derecho duraba hasta que se agotaba su dinero y volvía a la maldita calle para repetir días después, el placer de volver a dormir en una cama y así sucesivamente”.

Agregó que su suerte había mejorado gracias a la donación de una vecina: “Una señora le regaló una bicicleta y con ella consiguió un trabajo más estable, en una tradicional fábrica de pastas del barrio. Hacía los repartos y se lo veía feliz”.

Sin embargo, Rolando fue víctima de un arrebato: “En un descuido, le robaron la bicicleta y ya no rendía lo que si lograba pedaleando de un lado para otro. La fábrica prescindió de sus servicios, porque por más que corriera a pie por todo el barrio, llevando los pedidos, no podía cumplir con las expectativas del empleador. Terminaba extenuado y así terminó su trabajo”.

“Sería maravilloso que le consiguiéramos una bicicleta, sea que si alguien pudiera donarla o que organizáramos una colecta”, fue el pedido de este usuario, quien mencionó que Rolando para en torno a la avenida del Libertador y Echeverría.

Al instante, hubo una catarata de ofrecimientos y ayuda de los vecinos, lo que finalmente decantó en una ayuda concreta para este hombre en situación de calle.

Cuatro horas después de la publicación original, Juan Carlos hizo otro posteo para dar la buena nueva: “Asombrado y maravillado de la respuesta al pedido de una bicicleta para Rolando. La bicicleta ya lo consiguió una persona generosa como todos ustedes. Se la donó”.

“Gracias por tanto. Rolando ya puede seguir trabajando”, concluyó.