Conectate con nosotros

Pandemia

Un paro de trabajadores de la Unidades Febriles de Urgencia pone en riesgo los testeos en el Hospital Pirovano

Todo se generó tras la agresión a un trabajador en la sede del Hospital Santojanni.

Publicado

el

En plena Navidad, un anuncio de trabajadores de las Unidades Febriles de Urgencia (UFUs) generó sorpresa y conmoción. El personal abocado a estos espacios dispuestos por el Gobierno de la Ciudad para la realización de testeos de COVID-19 anunció un paro por tiempo indeterminado, tras una agresión a uno de ellos. La medida repercutirá en el Hospital Pirovano de Coghlan, la sede a la que concurren los vecinos de la Comuna 12.

El anuncio llegó de parte de la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad, que a media tarde de este 25 de diciembre emitió un comunicado titulado “Los médicos paramos ante la violencia y la falta de protección”. Horas antes, se había difundido un audio de un trabajador del UFU del Hospital Santojanni, de Mataderos, que relataba una agresión sufrida en la jornada,

“Mientras estaba hisopando un tipo pegó la vuelta por atrás, preguntó quién era el jefe, se acercó a donde estaba yo y mientras estaba hisopando me puso una piña y me rompió la nariz”, decía el registro, validado como auténtico por parte de la Asociación. En otro tramo, el médico en cuestión relataba que durante el día había hisopado a “240 personas en cinco horas”, pero había unas 400 esperando.

“Se les avisó desde muy temprano que se dio número desde las 7 de la mañana y a las 11 se avisó que no había más números, porque no había más posibilidad de atender”, continuó el audio, comentando las instancias previas a la agresión, que llegó de manera intempestiva.

Publicidad

Ante este cuadro, la institución llamó de manera inmediata a un paro por tiempo indeterminado. El mismo se mantendrá “hasta que se tomen los recaudos solicitados por la AMM que garanticen un escenario seguro para los colegas”, precisaron. Sobre ello, piden aumentar el personal para hisopar y se amplíe la atención. Hasta el momento el Gobierno de la Ciudad no había anunciado cambios en el funcionamiento de las unidades febriles, pese al fuerte incremento en los casos de coronavirus registrado estas semanas.

En este tiempo el personal de las UFUs mantendrá un régimen excepcional de funcionamiento. “Las guardias sólo realizarán hisopados a pacientes con criterios de internación”, aclaró la asociación. “El compromiso de los médicos es inclaudicable. Esperamos que las autoridades entiendan que cuidar al equipo de salud es necesario para asegurar que la población esté cuidada, y tomen las decisiones que haya que tomar”, cerró el comunicado.

Como había informado Saavedra Online, el Gobierno de la Ciudad había determinado que la sede del Hospital Pirovano funcione este 25 de diciembre en horario reducido, entre las 14 y las 20 horas. Para este domingo 26 y el resto de los días subsiguientes hasta el 30, estaba prevista su apertura entre las 8 y las 20 horas.

Las Unidades Febriles de Urgencia reciben a personas que ya presentan síntomas compatibles con Covid-19, como fiebre (37.5 °C o más), tos, dolor de garganta, dificultad para respirar, falta de gusto u olfato, dolor de cabeza, diarrea/vómitos. En estos espacios está desaconsejado asistir si solo se estuvo aislado/a o se ha sido contacto estrecho.

Publicidad

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Más leídas