Conectate con nosotros

Agenda

Exposición online en la Casa Museo Magda Frank

Se cumplen 10 años del fallecimiento de la escultora que abrió en 1995 su espacio de arte en la calle Vedia 3546, barrio de Saavedra.

Publicado

el

A 10 años de su muerte y en la semana de su natalicio, la Casa Museo Magda Frank, ubicada en Vedia 3546, ofrece un tour virtual a la obra de esta célebre escultora. En el sitio https://www.magdafrank.com.ar/ pueden verse esculturas, gráficas y monumentos, junto a una colección de fotos sobre la vida de la artista.

Magda Frank nació el 20 de julio de 1914 en Transilvania y falleció el 23 de junio de 2010 en la Ciudad de Buenos Aires. Desde la Casa Museo del barrio de Saavedra cuentan sobre su vida: “Dotada de una conciencia sobrenatural, con sus heridas como herencia de un pasado humano vergonzoso, emprendió un camino en soledad y silencio. Talló su propia conciencia en la piedra. En los veinte monumentos emplazados, codifica para la eternidad su mensaje. La piedra la ha cautivado y con ella logra entablar un diálogo espiritual. Talla con la convicción de un renacer del hombre signado por el perdón y el amor”.

“Magda Frank decide recluirse, darse a la austeridad y al silencio; de esta manera logra dedicar cada momento de su vida a construir formas verdaderas, ritmos sinceros provenientes del espíritu, no de recetas mentales que no lograrían más que reflejar el sentimiento egoísta y vanidoso del Hombre. Con un enorme gesto de fortaleza, Magda logra dejar de Ser: no ser más, que un vínculo de la creación misma. No es ella quien crea, sino que es la Creación misma manifestándose y fluyendo con cada golpe de las maza o embiste del cincel. Su obra es fruto del trabajo conjunto del espíritu, el profundo misticismo y la sumisión del su físico”.

“Vivió veinte años alejada del universo de lo cotidiano, existiendo monásticamente; llenaba sus días con extensas horas de labor físico, muchas veces tras prolongados ayunos, en canteras inhóspitas y frías. Sin embargo, logra dejar en sus monumentos un legado para las generaciones venideras. Las esculturas arquitectónicas de Magda Frank son la feliz conjunción de una perspectiva plástica moderna de origen cubista y neoplástica, con un espíritu en el cual resuenan las voces ancestrales americanas”.

Publicidad

En el sitio oficial de la Casa Museo informan: “La casa museo abrió sus puertas en 1995, año en el cual Magda Frank regresa a Argentina para vivir sus últimos años. En vida, la artista preocupada por el destino de su obra, decide convertir su casa-taller también en museo. Su casa-museo aloja gran cantidad de obras escultóricas, dibujos, manuscritos, recortes de prensa y fotografías. La tarea es Preocuparse por su conservación permanente. En el año 2015se integra a la colección del Museo el taller del escultor argentino José Fioravanti”.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Más leídas