A nivel local, Ciudad planea “reducir los encuentros sociales” y “recuperar la responsabilidad social”

Pese al aumento de casos, en el Gobierno porteño afirman que no creen en la necesidad de restringir la circulación y que la ocupación del sistema sanitario sigue siendo estable.

Ante la implementación de un cierre sanitario nocturno en todo el país, desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires expresan que el objetivo en el corto plazo es “reducir los encuentros sociales” y en “recuperar la responsabilidad social y cívica que supimos tener” en los primeros meses del aislamiento social ante la pandemia de Covid-19.

Fuentes oficiales evalúan ante Télam que hubo un “relajamiento” por las fiestas de fin de año, por el cansancio ante la duración de la pandemia y por la baja de casos en los últimos meses. En el GCBA afirman que la ocupación del sistema sanitario sigue siendo estable y que no creen en la necesidad de restringir la circulación.

Este miércoles hubo una reunión entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, los gobernadores provinciales y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El jefe de Estado propuso hacer el cierre sanitario entre, aproximadamente, las 23 y las seis de la mañana, limitar el transporte público a trabajadores esenciales y reducir las reuniones sociales al aire libre a solo 10 personas.

El cierre sanitario nocturno se haría oficial mediante un Decreto a publicarse antes del fin de semana.

Respecto de cómo se manejará la Ciudad de Buenos Aires, fuentes oficiales indicaron a Télam que están “esperando lo que Nación disponga por Decreto, que va a ser acompañado por la Ciudad”.

Al margen de esto, el plan del Gobierno porteño es “seguir reforzando la investigación con el rastreo, testeo, aislamiento y seguimiento, fundamental para cortar la cadena de contagios”.

Se apunta también a intensificar los testeos a quienes vuelven de sus vacaciones, al considerar que “está dando muy buenos resultados”.