Acuña: “No nos podemos resignar a que no haya clases hasta que no esté disponible la vacuna”

La ministra de Educación de la CABA se mostró “optimista” y destacó que con el Gobierno nacional están “trabajando en la misma dirección”.

Este lunes el Ministerio de Educación de la Nación rechazó el protocolo del Gobierno porteño para retomar clases presenciales en espacios al aire libre, luego de haber descartado la reapertura de escuelas como gabinetes digitales. La ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, dijo: “No queremos decir que el año está perdido y tampoco nos podemos resignar a que no haya clases hasta que no esté disponible la vacuna”.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, aseguró este lunes que “no hay acuerdo” con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para “el retorno a las aulas, ni a patios y a plazas”, y advirtió que sí existe “la voluntad de un trabajo mancomunado”.

Al respecto, Acuña dijo se mostró “optimista” tras la reunión entre autoridades del Gobierno nacional y la administración porteña para el regreso de las clases presenciales y destacó que están “trabajando en la misma dirección”.

La ministra anticipó que seguirán trabajando en las variables necesarias para habilitar la vuelta progresiva y agregó: “Creemos que podemos empezar a probar con algunos grupos, los que abandonaron, los más chiquitos, los más grandes”, consigna Radio Mitre.

En ese sentido, la funcionaria porteña destacó que el pedido que hacen no significa una vuelta al ritmo de marzo sino que sea consistente con la crisis desatada por el brote. “No estamos pidiendo la vuelta a clases, pero sí podemos pensar estrategias de regreso para grupos focalizados, empezando por los que más escuelas necesitan. Ahí tenemos diferencias. Nación habla de vuelta a clases pero estamos presentando alternativas posibles para distintos grupos, para garantizar que no vamos a amontonar chicos ni el transporte público”.

Además, remarcó que “la escuela es necesaria porque es mucho más que un espacio para aprender contenido”, y agregó: “Los chicos y chicas no dan más con el encierro, el aislamiento, el no ver a sus pares, el no aprender junto a ellos, eso genera falta de motivación, entre otras cosas”.

Al ser consultada sobre la postura de los sindicatos docentes, Acuña remarcó que cuentan con el apoyo de todos, a excepción del “sindicato kirchnerista (debe referirse a la Unión de Trabajadores de la Educación-UTE) y el de Izquierda (por ADEMYS)” que “cumplen el rol de meter miedo”.

“Están haciendo actividad político-partidaria, y agregó que “meten palos y obstrucciones para que los docentes no puedan volver a la presencialidad”.