Anuncian paro de subtes ante la muerte de un trabajador de la Línea B que estuvo expuesto al asbesto

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro dijo que es el segundo caso de una muerte vinculada a esta sustancia cancerígena.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) anunció un paro para este sábado entre las 10 y las 17 en las seis líneas de subte y en el Premetro.

Es una acción de duelo porque un trabajador de la Línea B falleció debido a la exposición, durante su jornada laboral, al asbesto, una sustancia cancerígena presente en formaciones “CAF 5000” que en 2011 el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, compró al Metro de Madrid  luego de que allí fueran quitados de circulación.

Se trata de Jorge Pacci, un auxiliar de estaciones en la línea que une el microcentro porteño (estación Leandro N. Alem) con el barrio de Villa Urquiza (Juan Manuel de Rosas).

El trabajador murió el domingo 21 de marzo de neumoconiosis por exposición al asbesto, presente en vagones de esta línea. Padeció metástasis pulmonar, informó el delegado de la Línea B, Claudio Dellacarbonara.

“Ya llevamos dos trabajadores fallecidos por este material cancerígeno, su uso está prohibido desde 2003”, dijo este jueves en conferencia de prensa Roberto Pianelli, Secretario General de la AGTSyP. “Tenemos 42 trabajadores afectados, tres compañeros con cánceres”, agregó.

“Al día de la fecha no solo descubrimos que los trenes CAF5000 tenían amianto. Investigamos y vimos que el 90% de los trenes ya lo tenían. En 2003 no fueron retirados de circulación. Seguimos investigando. No solo hay en los vagones, sino en las instalaciones. Es urgente que el Gobierno porteño y Metrovías hagan un plan de desamiantado”, pidió Pianelli.

Previo a la conferencia, en un comunicado, los metrodelegados expusieron: “Las instalaciones siguen contaminadas por este material cancerígeno, como venimos manifestando hace años”.

“A pesar de tener conocimiento de esto, ni SBASE (Subterrnánoeso de Buenos Aires) ni Metrovías (empresa que concesiona el servicio) han revertido esta situación”, agregaron

“La noticia que recibimos ayer es la terrible consecuencia de esto”, expresaron.

Luego de una lucha iniciada en 2019 por los metrodelegados, ante muertes en España, se confirmó que estas unidades tenían asbesto.

Más adelante, se identificó que formaciones antiguas en otras líneas, como la C o la E, también tenían piezas contaminadas.