Legislatura porteña: piden reponer una placa en homenaje a los Mártires Palotinos

Se fijó en 2011 en Estomba 1492, pero fue hurtada.

El legislador porteño Claudio Ferreño (Frente de Todos) presentó esta semana un proyecto de Resolución para reponer una placa en recuerdo de los Mártires Palotinos, emplazada por Resolución N° 108/2011, en el frente de la Iglesia San Patricio, sita en la calle Estomba 1492, en el vecino barrio de Villa Urquiza, Comuna 12.

La placa lleva grabado el nombre de los tres sacerdotes y los dos seminaristas asesinados en la Masacre de San Patricio. Ellos fueron Padre Pedro Duffau; Padre Alfredo Leaden; Padre Alfie Kelly; Salvador Barbeito; y Emilio Barletti.

En los fundamentos de la iniciativa parlamentaria se explica: “El 4 de Julio de 2011 se cumplió el 35° Aniversario del asesinato de los padres Alfredo Leaden, Pedro Dufau, Alfredo Kelly y de los estudiantes Salvador Barbeito y Emilio Barletti, todos ellos miembros de la comunidad Palotina de la Parroquia San Patricio de Belgrano. El 4 de Julio del año 1976 fue domingo, esa madrugada fueron alevosamente asesinadas estas cinco personas. Según lo relata el Padre Kevin O´Neill, “Era aproximadamente la una de la mañana. Los moradores dormían o se aprestaban a hacerlo. Juntaron a los cinco sacándolos de sus respectivas piezas, los llevaron a la sala de la comunidad, que no tenía ventanas a la calle, y allí fueron mantenidos por lo menos por una hora. Los intrusos establecieron la identidad de cada una de sus víctimas. Al final los fusilaron por la espalda, cayeron boca abajo, los asesinos siguieron disparando. Algunas de las víctimas recibieron más de 70 proyectiles allí los dejaron para que los viese cualquiera que entrara a la casa. Los cuerpos ya sin vida se desangraron sobre la alfombra roja de la parroquia”.

“En su historia, la Iglesia Católica en la Argentina nunca sufrió un hecho de tal naturaleza, en el que cinco religiosos sufren como comunidad la violencia de la muerte. Estos asesinatos se sumaron a otros tantos que sufrió la sociedad argentina por parte de aquellos que empleando la violencia pretendieron silenciar voces, generando el miedo en una sociedad que era destruida por la intolerancia y el autoritarismo. Los Padres Palotinos son una comunidad religiosa que tiene especial predicamento en los cerca de 200.000 inmigrantes irlandeses y sus descendientes que se establecieron en su mayoría en la Provincia de Buenos Aires, en los distritos del noroeste y centro de la misma”.

“Desde su llegada al país en 1885, la Comunidad Palotina desarrolla acciones en la educación. Entre otras cosas, colabora con la formación de los niños y de los jóvenes a través de sus escuelas y parroquias, en lugares como: Mercedes, Suipacha, Rawson, Cautelar, San Antonio de Areco, Munro, Turdera, Lavallol y Belgrano, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la Parroquia siempre funcionó Caritas, adicionalmente, por iniciativa del Gobierno de la Ciudad, también una Escuela de Alfabetización para Adultos, gracias a la cual muchas personas han podido terminar sus estudios y un espacio para Grupos de Autoayuda como Alcohólicos Anónimos y Narcóticos Anónimos.

“El 4 de Julio de 2011 se cumplió el 35° Aniversario del asesinato de los anteriormente mencionados padres Alfredo Leaden, Pedro Dufau, Alfredo Kelly y de los estudiantes Salvador Barbeito y Emilio Barletti, el Cuerpo Legislativo en ese momento, aprobó en la sesión del día 2 de junio la Resolución 108/2011 que colocaría una placa en homenaje a los Sacerdotes que permanecerán en el recuerdo de nuestra sociedad, dicha placa ha sido extraída de su lugar mediante un acto de vandalismo que ésta misma Legislatura repudió en sesiones pasadas y nos motiva a solicitar mediante el presente proyecto su reposición”, concluye el proyecto de Ferreño.