Más de 110 locales gastronómicos de la Comuna 12 pidieron permiso para poner mesas al aire libre

En toda la Ciudad hubo 231 pedidos, confirmaron a este medio fuentes oficiales, es decir que casi la mitad de la solicitudes provienen de los barrios de Saavedra, Coghlan, Villa Urquiza y Villa Pueyrredón.

Más de 110 negocios gastronómicos de la Comuna 12 (Saavedra, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Coghlan) solicitaron autorización al Gobierno porteño para habilitar mesas y sillas en veredas, patios y terrazas, según confirmaron a este medio fuentes de la Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana de la Ciudad. El trámite se hace mediante este este enlace.

La Secretaría había comunicado este lunes por la noche que “en las últimas 48 horas, hubo 231 locales gastronómicos” que iniciaron los trámites para atender al aire libre. Implica que casi la mitad de solicitudes fueron efectuadas en la Comuna 12.

Desde este lunes, hay 1.800 locales gastronómicos con el permiso de colocar mesas y sillas al aire libre para atender a la clientela. Se trata de quienes tenían el “área gastronómica aprobada” antes de la pandemia.

Se suma a las modalidades de delivery y take away que están vigentes desde los comienzos del aislamiento social.

El anuncio oficial se hizo el viernes durante una conferencia del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Esto hizo que muchos negocios gastronómicos de Saavedra hayan sacado sus mesas a la vía pública durante el fin de semana, aprovechando que hubo temperaturas agradables.

De este modo, se pudo ver gran concurrencia de vecinos en los espacios verdes del corredor Donado – Holmberg (Do-Ho). Las mesas estaban con una distancia de más de un metro entre sí.

Según divulgaron vecinos en el Facebook que administra este medio, lo mismo ocurrió en negocios gastronómicos de los alrededores del Parque Saavedra.

Si bien el permiso rige desde este lunes, la iniciativa de sacar las mesas el fin de semana fue bien recibido por los vecinos, que se sentaron a tomar y comer sin inconvenientes.

Entre los puntos centrales del protocolo sanitario para el cuidado de clientes, empleados y propietarios figura: No podrá haber servicio alguno en los salones internos. Se debe inhabilitar el acceso a áreas de juegos. Distancia entre personas de al menos 1,5 metro. Llevar al mínimo posible la convivencia simultánea en un mismo espacio físico. Uso de tapabocas permanente tanto para el personal como para las personas ajenas al establecimiento.

En caso de que los establecimientos no cuenten con un acceso directo desde el exterior al patio o terraza, se deberá demarcar un pasillo (libre de objetos) que contemple ambos sentidos de circulación. Se debe evitar la permanencia de personas en la vía de circulación. Cada mesa debe tener un radio propio libre de 1,7 metro cuadrado respecto de otras. La circunferencia que delimite cada mesa debe separarse por 1,5 metro respecto de otra, medido desde sus límites. Las mesas deberán ser como máximo para cuatro personas. Se debe colocar un punto de higienización con alcohol en gel o satinizante en cada uno de los espacios.

Las mesas deberán desinfectarse luego de que se retire cada comensal y previo a que se siente uno nuevo. Para las mesas en las veredas, se debe contratar un seguro de responsabilidad civil para estos usos o ampliar el que tengan en el local. Se recomienda el uso de medios de pago electrónicos. En caso de que el pago se realice a través de tarjetas de crédito o débito, se deberán desinfectar tanto las tarjetas como el posnet utilizado con solución de agua y alcohol. Se recomienda usar mamparas o pantallas en las cajas que aseguren la protección de vendedor/cliente.

Los trabajadores deberán contar con reposición de Elementos de Protección Personal (EPP) y kit de desinfección húmeda (consistente en la limpieza con agua y detergente y luego desinfección con una solución de lavandina de uso comercial con agua – 10 ml de lavandina en 1 litro de agua). Medidas de limpieza, desinfección general y prevención en instalaciones, cocinas, salones y sanitarios, y tratamiento de residuos y recepción de mercaderías, según protocolo.