Elsa González, vecina de Coghlan y profe de Zumba en Parque Goyeneche: “A la gente le gusta bailar porque ve los resultados”

Está los sábados y domingos a las 16 en el anfiteatro de Tamborini, entre Holmberg y Donado.

Elsa González es vecina del barrio de Coghlan e instructora de Zumba. Durante estos meses de aislamiento dio clases online y ahora, con la llegada de días cálidos y nuevos permisos de circulación, empieza a enseñar los sábados y domingos a las 16 en el anfiteatro de Tamborini, entre Holmberg y Donado, en el Parque Roberto Goyeneche. “A la gente le gusta bailar porque ve los resultados”, asegura.

En diálogo con este medio, Elsa cuenta que rindió el instructorado de Zumba en diciembre pasado y que por esa época empezó a enseñar. Lo hizo en forma particular, también en el Club Círculo Trovador de Vicente López y en espacios para adultos mayores de la zona norte porteña.

Al tiempo de iniciar el aislamiento por la pandemia de Covid-19, Elsa empezó a dar clases online a personas de distinta edad y nivel. “A esta altura, hay gente que se siente cómoda con hacer actividad en su casa, de manera virtual”, señala.

“Siempre bailo todos los días, antes del instructorado iba a distintos gimnasios para tener actividad toda la semana. Me lo tome más en serio, para seguir perfeccionándome. Empecé dándole clases a un grupo de amigos que me lo pidió, luego fueron acercándose alumnas de distintos lugares”.

“Hace tres meses empecé con las clases online, hace tres semanas hago transmisiones en vivo los fines de semana. Primero lo hice desde la terraza de mi casa y ahora, que los días están más lindos y se puede desde el punto de vista sanitario, voy a empezar con la actividad presencial en el Parque Goyeneche”.

Elsa cuenta que antes de dedicarse al Zumba trabajó muchos años en el área de recursos humanos, en una oficina del microcentro porteño. Al quedarse sin trabajo, su sustento fueron las clases de baile. “Soy una persona grande y cuesta más conseguir empleo, por suerte puedo ahora generar ingresos con lo que me gusta”.

Elsa también tiene una veta escénica. Estudió stand up (un tipo de comedia) y encabezó el espectáculo El Uber de Elsa, que se hizo en el Paseo La Plaza, un lugar importante para el género. Ahora, el show continúa a través de la modalidad remota, con transmisiones los viernes por Instagram y los domingos por Facebook.