La comunera Karina Murúa tuvo COVID-19: “Llegué con insuficiencia respiratoria”

La integrante de la Junta Comunal 12 atravesó la enfermedad junto a una neumonía biletaral.

La integrante de la Junta Comunal 12 Karina Murúa se contagió Covid-19 y recientemente recibió el alta. Al mismo tiempo, sufrió de una neumonía biletaral, lo cual agravó la situación.

Murúa, de 49 años, contó: “El 29 de mayo mantuve una reunión en Barracas con compañeros y funcionarios para resolver algunas cuestiones. El 2 de junio, comencé a sentirme distinta, muy cansada y caída, algo muy raro porque siempre fui muy activa y de hacer cosas. Por eso, decidí auto-aislarme, y quedarme sola en mi cuarto sin contactos. Al mismo tiempo, me confirmaron que 2 de los miembros de aquel encuentro habían dado positivo de Covid-19. Por varios días, mis hijos solo me traían la comida o algo urgente, pero no compartíamos nada. No tenía fiebre alta, pero sí dolor muscular, cansancio, y me apareció una tos cada vez más frecuente”.

En declaraciones al periodico Comuna 12, dijo que contactó a médicos de una institución de Vicente López donde le restaron importancia a la situación. El lunes 8 de junio consultó a un médico de su obra social, quien activó el protocolo de Covid-19.

Entonces fue derivada a la clínica Anchorena de San Martín: “Llegué con insuficiencia respiratoria. Ahí me descubrieron un bloqueo cardíaco y una neumonía bilateral. Las primeras 72 horas fueron muy duras, realmente me sentía mal. Nunca me pusieron respirador, pero se llegó a barajar la posibilidad, me contaron los médicos”.

“”Nadie podía entenderlo. Luego concluímos que la mejor decisión había sido aislarme cuando me empecé a sentir mal. Porque la incubación la cursé ahí y eso explica que por suerte, no contagié a nadie, ni a mis hijos, ni a compañeros de nuestro comedor (“Construyendo Sueños”, en Coghlan). Esto muestra también lo desconocido de este virus. Podés ser asintomática y que el test te dé positivo. O tener los síntomas, como yo, que el test te de negativo y luego te enteres que lo tuviste por la serología. Es incontrolable”, indica.

Murúa agradece al personal médico que la atendió: “Hay un enorme protocolo detrás, realmente es inmenso el trabajo que hacen y hay que tratarlos más”. También a sus colegas de la Junta Comunal: “Desde mi compañero Pablo Ortiz Maldonado, hasta el presidente Gabriel Borges y el resto, todos estuvieron a disposición. En estos temas se logra traspasar cualquier diferencia política”.

Saluda a los integrantes de su espacio político Nuevo Espacio de Participación: “Fueron los primeros en enterarse, y me ayudaron con el traslado”. Suma a los y las vecinas de Saavedra que le escribieron constantemente, sumada a su familia. “Esto me cambió la vida, hay un antes y un después”, dice.

error: