Los canteros del DoHo se llenaron de vecinos por el buen clima y tras la renovación del aislamiento flexible

Los locales comerciales, bajo la modalidad take away, tenían buena clientela.

Este sábado, ante el clima soleado y cálido, los vecinos de Saavedra y Villa Urquiza salieron a recrearse y hacer actividad física en los espacios verdes y públicos de la Comuna 12. El DoHo, corredor del Barrio Donado-Holmberg no fue la excepción.

A 24 horas de la renovación del aislamiento flexible en el Área Metropolitana de Buenos Aires, este medio recorrió la zona del DoHo y observó que la gente además de caminar, pasear a las mascotas o hacer ejercicio, se sentaba en los canteros verdes, en algunos casos para merendar en ronda.

Los negocios del DoHo, cerrados y en apuros financieros durante el aislamiento estricto, estaban con sus frentes llenos de clientes, que retiraban los pedidos por la puerta (modalidad take away, la única habilitada en aislamiento).

La mayoría de los asientos de cemento estaban ocupados por familias o grupos de amigos. Incluso la gente se sentaba sobre los caños de los amarres para bicicletas.

Según lo que se podía ver, el acatamiento de la distancia social era bueno, con algunos momentos donde no se respetaba la distancia social.

Eran escasas las personas sin tapaboca o con el tapaboca mal puesto. Si había muchos grupos de amigos o familiares que merendaban sobre el pasto, situación donde estaban sin barbijo y sin distancia social.

La foto que ilustra esta nota fue tomada sobre la calle