Reportan siete fallecidos en la Residencia del Arce de Villa Urquiza

Un mes atrás el establecimiento pidió al Gobierno porteño, a través de la Justicia, testeos masivos a trabajadores e internados.

Este miércoles, familiares de los adultos mayores que pueblan la Residencia del Arce de Villa Urquiza (Roosevelt 5570) denunciaron que hay al menos siete personas fallecidas y acusaron por “negligencia” a los administradores del establecimiento.

En total, 30 adultos mayores y 15 empleados se contagiaron de COVID-19.

Paola, nieta de una residente que murió por la enfermedad dijo en diálogo con TN que la cadena de contagios empezó a través de los empleados. Explicó que el 28 de mayo les avisaron que un trabajador tenía COVID-19 y que solo les harían el hisopado a sus compañeros, porque no creían necesario realizarles el test a los residentes.

El 5 de junio la aislaron, y dos días después la derivaron hacia el Hospital Churruca. Murió el pasado 13 de junio, y fue ese día en el que le hicieron el test a todos los residentes y empleados de la residencia.

Cabe recordar que, tal como informó en su momento Saavedra Online, el establecimiento había impulsado un amparo judicial para que el Gobierno porteño provea los tests PCR.

Si bien el GCBA había rechazado el pedido, al sostener que por tratarse de un establecimiento privado debía afrontar la institución la compra de los insumos, el juez dictó una medida cautelar y ordenó a las autoridades porteñas que, ante la eventual sospecha de casos sospechosos de personas contagiadas de coronavirus, proceda a la inmediata “realización de los correspondientes tests PCR”.

En el día de hoy, el titular del geriátrico Flavio Asch rechazó las acusaciones de familiares y dijo que realizaron los hisopados a los empleados y que cumplieron el 100% del protocolo Covid-19 que rige para esas instituciones.

El dueño de la residencia explicó que las personas alojadas allí tienen avanzada edad y comorbilidades, lo que “los hace que pacientes de alto riesgo”, y señaló que “desde antes que rija el aislamiento para todo el país, prohibimos el ingreso de todo personal no esencial” al lugar.

“Desde un primer momento estuvimos en contacto con personal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que nos regula y nos controla permanente y vinieron 5 veces en los últimos 10 días”, detalló y afirmó tener registro de esas visitas. “Si bien entendemos el dolor de los familiares, no podemos aceptar difamaciones o mentiras”, insistió.

Asch sostuvo que “tenemos todo cargado en el sistema oficial del Gobierno, con todos los resultados y los puedo poner a disposición de quien lo solicite” y explicó que “el sábado 13 de junio personal del Ministerio de Salud volvió a hisopar a todos los empleados”.

El Ministerio de Salud de la Ciudad explicó, por su parte, que desde la notificación del primer caso a fines de mayo, representantes de esa cartera “realizaron ocho relevamientos en el lugar con el fin de profundizar el seguimiento epidemiológico y fiscalizar el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes por la pandemia dentro de la institución”.

Además, detallaron que el 13 de junio se realizó el hisopado de todo el geriátrico, tanto residentes como trabajadores. “El objetivo fue identificar casos de manera temprana, brindarles la atención adecuada y lograr mitigar los contagios dentro de la institución”, agregó el comunicado oficial.

error: