Un cementerio que hoy es plaza

Villa Urquiza, Monroe y Miller, Plaza Marcos Sastre.

( Mi reconocimiento a quienes quedaron bajo muchas hoy plazas porque tambien hicieron historia )

Primero funcionó desde 1860 por las actuales calles Blanco Encalada, Zapiola, Monroe y avenida Ricardo Balbín; Allí estuvo hasta 1875.

Ese año fue trasladado a su nueva ubicación, en el lugar donde se encuentra actualmente la plaza Marcos Sastre, delimitada por las calles Monroe, Miller, Valdenegro y las vías del FF.CC. Mitre.y fue llamado ” De Belgrano “.

La zona se iba poblando y los vecinos formularon gestiones para que se clausurara, teniendo en cuenta que su ubicación frente la calle Monroe producía inconvenientes en el desarrollo del sector.

Finalmente, en 1898 se procedió al cierre del camposanto, que coincidió con la instalación del Cementerio de la Chacarita. La mayoría de los restos inhumados en el de Monroe y Miller fueron trasladados -con pocas excepciones- al establecido en la calle Guzmán.

Los restos del escritor uruguayo MARCOS SASTRE , que también descansaban allí, pasaron a la bóveda de la familia Sagasti Isla en Recoleta.

Fines del siglo XIX ya no funcionaba pero el aspecto era verdaderamente triste dado el abandono, por 1920 se podían observar restos de bóvedas abandonadas, arbustos, bancos rotos y la derruida cerca primitiva. Era un paso obligado cuando se deseaba llegar al barrio de Belgrano.

Desde un proyecto que databa de 1919 recién en 1946 surgió la Plaza MARCOS SASTRE.

Bien dicen que no nos acostaremos sin haber aprendido algo más…

Fuente: Historias Perdidas de Buenos Aires

Autora: Juani_Buenosiares