Conectate con nosotros

Reportajes

Natacha Delgado: “Nos interesa el teatro vivo, en todas las funciones poder encontrar cosas nuevas”

La teatrista reestrena este domingo la obra “El patio de atrás” en la sala Ana Frank de Coghlan. “La pandemia hizo que revaloricemos todo mucho más. Nos emociona poder estar haciendo teatro”, señaló en diálogo con Saavedra Online.

Publicado

el

“El patio de atrás”, con dirección de Natacha Delgado y dramaturgia de Carlos Gorostiza, será reestrenada este domingo 7 de noviembre con tres únicas funciones al aire libre en el jardín de la sala de Teatro Ana Frank del vecino barrio de Coghlan (Superí 2639). Esta puesta se realizó en 2015 y 2016 en Andamio 90, con éxito de la crítica y de público. “Creo que la pandemia hizo que revaloricemos todo mucho más. Nos emociona poder
estar haciendo teatro”, señaló la teatrista en diálogo con Saavedra Online.

Delgado es actriz, directora teatral, docente, investigadora y gestora en cultura y educación. Inició su formación teatral a los 14 años con Alejandra Boero en Andamio 90. Luego realizó la Carrera de Artes Combinadas, en FFyLL, UBA, donde recibió los títulos de Licenciada y Profesora. Coordina el Área de Artes del Espectáculo y Educación del IAE, FFyLL, UBA.

Entrenó con los maestros A. Fernandez, A. Alezzo, J. Morris, Guillermo Heras, G. Hochman, Pino Solanas. Es integrante de la Red Nacional de Profesores de Teatro DramaTiza, del colectivo Por más Teatro en la Escuela, de PIT Profesores Independientes de Teatro, APDEA, Asociación de Profesionales de la Dirección Escénica Argentina.

Dirigió los espectáculos Toque de queda y El patio de atrás (Carlos Gorostiza), Dibujo sobre un vidrio empañado (Pedro Sedlinsky), Glamour de Camping y El Calefón (Florencia Aroldi), Cambio y fuera (Roberto Maiocco), entre otros.

Sobre la sinopsis de “El patio de atrás”: “1994. Es el cumpleaños de Tomás, el menor de cinco hermanos. La última noticia que tuvieron de él fue una postal de la estatua de la libertad fechada en 1976. Volverá a la casa antes del anochecer?”.

Publicidad

– ¿Qué sentiste como directora al saber que vuelve a estar en cartel esta obra que tuvo tanta repercusión en 2015-16?

– Es una obra que queremos mucho. En el 2014 el elenco se autoconvocó y me propusieron que haga la puesta en escena de El patio atrás. Una de las actrices la había visto dirigida por el propio Grorostiza en 1994 y le había fascinado. Para el diseño escenográfico cité a Héctor Calmet con quien somos colegas en el Profesorado de Teatro de Andamio 90. El conocía mucho la obra de “Goro”, había trabajado en muchas puestas de sus obras. Así es como fuimos a visitar a Gorostiza a la casa y pudimos conversar sobre la propuesta escénica. Fue muy emocionante la charla. Cuando estrenamos vino a ver la obra y le gustó muchísimo. Continuamos hablando por teléfono todas las semanas hasta que falleció. Nosotros seguimos haciendo la obra otro año más. Cada función era un homenaje. Luego trabajamos con otra obra suya: Toque de queda. Pero siempre nos quedó las ganas de volver a hacer El patio de atrás. Estamos encariñados con los personajes, y le seguimos encontrando cosas. Veníamos pensando en hacerla en patios de casas, y salió la oportunidad de hacerla en el Jardín del Museo Ana Frank. Es una experiencia hermosa adaptar la puesta trabajando con el espacio real: árboles, plantas, arbustos, pasto, tierra, cielo.

– ¿Cómo fue el diálogo con los actores y el trabajo previo a las funciones de noviembre?

Rosana López, Ana Pasulevicius, Gustavo Reverdito y Miguel Angel Villar, están muy acostumbrados a trabajar juntos. Hay una energía muy especial entre ellos. Antes de empezar a ensayar para la reposición, ya se habían encontrado varias veces a repasar la letra entre todos. Entonces cuando nos juntamos a ensayar, seguimos investigando en los personajes y en las situaciones. Hay una base que está instalada. Pero nos interesa el teatro vivo, en todas las funciones poder encontrar cosas nuevas. Nos divertimos mucho haciéndola y eso se transmite, llega a los espectadores. Somos una cooperativa, un equipo. Eso también se transmite de algún modo. Cada uno tiene su rol, ellos actúan, Rober Segura sel asistente de dirección, y Facundo Fuggiani es el productor ejecutivo. Pero todos hacemos todo lo que el proyecto necesita.

– ¿Conocías la sala Ana Frank? ¿Hubo algún cambio en la obra para adaptarla al aire libre?

Publicidad

No conocía la sala Ana Frank. La actriz Rosana López, fue a ver una obra y advirtió que el espacio del jardín era ideal para hacer El patio de atrás. No hacía falta escenografía prácticamente. La escenografía es el mismo espacio, y hacemos uso de él. Usamos nuestras sillas y objetos de los personajes, pero nos valemos del espacio real.

– ¿Sentís que la pandemia modificó tu forma de ver esta obra?  

– Creo que la pandemia hizo que revaloricemos todo mucho más. Nos emociona poder estar haciendo teatro. Estuvo prohibido, para cuidarnos, claro está. Pero si bien coincidimos con las medidas de aislamiento para prevenir, fue muy angustiante.

La obra habla de personajes que están encerrados, aislados por decisión propia, o más bien por sus neurosis (que no es una decisión sino una defensa inconsciente). Salen de la casa para lo imprescindible, y sólo los más jóvenes, los más grandes les controlan el tiempo que están afuera. Eso, que antes de la pandemia podía considerarse como una metáfora de la sociedad de control por ejemplo, luego de tener que estar aislados, eso se resignifica aunque no sabemos todavía como asimilarlo. De metáfora pasa a ser un real que escapa a todo intento de simbolizar. Creo que Gorostiza hubiera escrito muchas obras inspirado en el 2020.

– ¿Cómo ves a la escena teatral local en este periodo de salas abiertas y aforos al máximo? ¿Cuál es la sensación entre pares sobre el momento que se vive?

Publicidad

– Es una sensación muy rara. El otro día fui a ver una obra dónde el teatro estaba lleno, por suerte, y estábamos uno al lado del otro, sin distancia. Era como volver a acostumbrase a estar cerca de un desconocido. Fue raro pero alivia la sensación de volver a algo parecido a nuestra normalidad.

Los artistas estamos felices y aliviados. Al mismo tiempo, cuidándonos, respetando el uso del barbijo y los testeos. Tenemos mucho respeto por el cuidado del otro. Los espectadores por suerte están respondiendo muy bien, y se nota que ellos extrañaban también el teatro, esa convivencia que se da en un espacio y tiempo determinado. El teatro existió desde siempre y continuará para siempre.

– ¿Estás trabajando en algún proyecto? ¿Dónde se puede seguir ahondando en tu trabajo?

– Mis proyectos para el año próximo es seguir haciendo funciones de El patio de atrás y de Toque de queda en diversos teatros de la ciudad, del conurbano y porque no en el interior del país. Además estreno en Mayo en el Teatro Nun la obra Los recortado de Luis Longhi.

Además de mi trabajo como directora y actriz, soy investigadora teatral de la UBA. Pueden ver Jornadas Nacionales e internacionales en las que participé que están subidos en You Tube. También pueden buscarme en las redes sociales para enterarse de los diferentes talleres que dicto tanto de práctica como de teoría teatral.

Publicidad
Publicidad

Apoyanos con tu donación ❤️

Invitanos un café en cafecito.app

Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad

Más leídas