Conectate con nosotros

Núñez

Núñez: Rodríguez Larreta recorrió en bicicleta el tramo habilitado de la Calle Compartida Libertador

El primer sector terminado se extiende entre Pico e Iberá. El objetivo es cubrir 11 kilómetros entre General Paz y Retiro.

Publicado

el

Tras su apertura al tránsito en general, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, recorrió en bicicleta el primer tramo de la Calle Compartida Libertador, entre Pico e Iberá, en Núñez.

El mandatario estuvo acompañado por el asesor General de Gobierno, Juan José Mendez; la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio; y la secretaria de Transporte y Obras Públicas, Manuela López Menéndez.

“La Ciudad lleva adelante la transformación de la av. Del Libertador en la primera calle compartida del territorio porteño. Una vez finalizada la obra, será un corredor amigable para peatones, ciclistas, pasajeros de transporte público y conductores. Beneficiará a 250 mil personas a lo largo de 11 km desde la intersección con av. Gral Paz hasta la Estación de Retiro”, indican fuentes oficiales.

“Los trabajos se desarrollan en 3 etapas, la primera comprendió desde av del Libertador y Pico hasta la calle Iberá, comenzó a mediados de diciembre y ya finalizó. Incluyó la incorporación de la ciclovía a la traza; plataformas elevadas para que las paradas de colectivos sean más seguras; canteros de hormigón; estacionamiento paralelo; espacios delimitados de carga y descarga, nueva luminaria; etc. En las próximas semanas se terminarán de sumar refugios para las paradas de colectivos”, añaden.

Una vez finalizada en toda su extensión, la Calle Compartida Libertador contará con 11 kilómetros y será el primer corredor metropolitano ciclista, uniendo Retiro con Vicente López. La obra se dividió en tres tramos: 1 (av. Gral Paz a Virrey del Pino, viaducto Mitre), 2 (Virrey del Pino, viaducto Mitre a av. Sarmiento) y 3 (av. Sarmiento a Retiro).

Publicidad

En tanto, también se plantea la instalación de semáforos inteligentes: “Para garantizar que los conductores de vehículos mejoren su experiencia de viaje, la av. Del Libertador incorporará inteligencia artificial de última generación para la coordinación de sus semáforos. El Sistema Adaptativo del Tránsito puede reaccionar ante eventos especiales, como cortes de tránsito o embotellamientos y hacer cambios en los ciclos semafóricos en tiempo real. A través de la instalación de magnetómetros para el sensado de vehículos, se tiene en cuenta cuántos circulan por la calzada de manera que se optimizan los tiempos de espera en los diferentes momentos del día. El ahorro de tiempo en el viaje de los usuarios llega hasta el 21% y la disminución en las demoras en las calles del entorno es de un 35%”.

“La implementación de inteligencia artificial para mejorar la gestión y la experiencia de movilidad de todos los usuarios es uno de nuestros mayores desafíos y también una gran oportunidad. Gracias a este proyecto, Calle compartida Libertador va a mejorar la fluidez de los vehículos y colectivos a través de sensores que modifican los ciclos semafóricos de manera autónoma y según necesidad”, sumó Manuela López Menéndez.

Foto: GCBA – Tramo que ya cuenta con sensores (rojo) y sistema proyectado (azul)

Sobre el funcionamiento de los mismos: “A diferencia de la mayoría de los semáforos de la Ciudad —que están programados con parámetros fijos según el día de la semana y la hora y cuentan con un esquema de funcionamiento específico—, el Sistema Adaptativo obtiene a cada instante la demanda vehicular y la ocupación de cada carril a través de una serie de magnetómetros ubicados sobre la calzada. Estos sensores se ubican en el centro de cada carril y el sistema debe calibrarse antes de entrar en funcionamiento. Lo que los magnetómetros pueden registrar es no sólo cuántos vehículos pasan sino también cuán ocupada está la calzada, cuánto tiempo llevan detenidos en ese lugar y si por ejemplo una cola de vehículos llega a la intersección anterior. Mediante la aplicación de algoritmos, el sistema optimiza los distintos parámetros semafóricos en tiempo real y modifica, por ejemplo, los tiempos de los ciclos. De esta manera, permite que quienes circulan por la avenida puedan disminuir los tiempos de viaje y, entre otras cosas, evitar esperas innecesarias en un semáforo en rojo”.

“Para implementar el sistema en la avenida Del Libertador se instalarán 460 magnetómetros a lo largo de la traza, permitiendo que 34 intersecciones semaforizadas, estén conectadas al sistema y puedan modificar sus ciclos en tiempo real. Para el desarrollo de esta tecnología debieron renovarse 34 controladores y se sumaron más de 10 km de fibra óptica nueva. El “cerebro” del Sistema Adaptativo es un gran procesador que se encuentra en el barrio de Palermo, donde también se concentran todos los semáforos de la zona Norte de la Ciudad y que ahora sumó una nueva computadora de tránsito adaptativa para el correcto funcionamiento de este nuevo sistema”, suman.

Publicidad

Sobre los trabajos previos: “Durante el 2021, se realizó una primera prueba experimental con los semáforos a lo largo de 1,7 km de la avenida Libertador, entre la avenida Gral Paz y Campos Salles. Se instalaron 224 magnetómetros en todos los carriles de esta parte de la avenida y se puso en funcionamiento el sistema. Para medir los resultados durante el período de prueba, se realizaron recorridos en el lugar y se analizaron las mediciones de congestión y demoras a través de aplicaciones de movilidad. Las reducciones de tiempo para los vehículos fue de hasta 21% y se calculó que la disminución en las emisiones de CO2 gracias a la implementación del sistema podrá ser de más de 200 toneladas por año. Cuando comenzó la obra de la Calle compartida Libertador, los magnetómetros fueron temporalmente removidos y volverán a instalarse cuando finalicen los trabajos en la calzada. El sistema alcanzará los 3,8 km y se extenderá por más trazas llegando hasta el cruce del Viaducto en La Pampa”.

Sobre la avenida Libertador: “El sistema adaptativo estará instalado en la avenida Libertador entre av. General Paz y La Pampa y permitirá modificar los tiempos en los ciclos semafóricos en el tramo más comprometido de la avenida para aumentar su capacidad ajustando el flujo vehicular. Para poder implementar el Sistema Adaptativo en un corredor, es necesario también afectar y modificar la programación semafórica en las cuadras transversales. Lo que ocurre con Libertador a la altura de Núñez es que cuenta con pocas trazas que atraviesan la avenida, y hacia el Sur en su mayoría son calles. En casos como Monroe o Congreso, por tratarse de avenidas centrales que la atraviesan, también se cambiarán controladores y se sumarán al Sistema Adaptativo. Otra de las características de este tramo de la avenida es que recibe un gran flujo de vehículos hacia el norte provenientes desde av. Udaondo, lo que hace que la demanda aumente considerablemente llegando a av. General Paz. Esta demanda se debe a diferentes atractores con los que cuenta esa zona de la Ciudad como por ejemplo el estadio de River Plate. El tránsito de un domingo puede verse fuertemente alterado y en estos casos el Sistema Adaptativo resulta clave para mejorar la circulación no solo de la Av. Del Libertador sino también de las calles transversales”.

Apoyanos con tu donación
Invitame un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Publicidad

Más leídas