Avanza el nuevo Tiro Federal frente al Río de la Plata y habrá un parque ribereño de acceso público

El nuevo complejo permite liberar el terreno de avenida del Libertador, donde el Gobierno porteño construirá el Parque de la Innovación.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires entra en la recta final para terminar la nueva sede del Tiro Federal, frente al Río de la Plata, en Costanera Norte (Núñez), luego de haber iniciado los trabajos en enero de 2019. Esperan escriturar en breve con el club, que tiene a su favor un usufructo por 75 años. La mudanza comenzaría este verano. La obra incluye un paseo público en la ribera.

El terreno está ubicado en la calle Tambor de Tacuarí al 500, tiene 13 hectáreas ganados al río, entre el Círculo de la Policía Federal y la desembocadura del Arroyo Medrano (el cual circula de forma subterránea por el barrio de Saavedra).

La nueva sede tendrá un polígono de tiro, 16.500 metros cuadrados cubiertos en 440 metros de largo, divididos en cuatro módulos con accesos propios, estilo aeropuerto. Allí se podrán desarrollar las 14 disciplinas de tiro deportivo que tiene el club: tiro con fusil, blancos móviles, tiro con pistola y otras, incluidas aquellas que se disputan en los Juegos Olímpicos. Además de los 3.000 socios, unos 1.500 agentes de fuerzas de seguridad practicarán en el polígono.

El edificio cuenta también con oficinas, confiterías, un estacionamiento subterráneo y seis pistas de bowling, informan fuentes oficiales. Fuera del edificio, el predio se completa con zonas verdes, siete canchas de tenis, piletas, canchas de fútbol y básquet, quinchos y cuatro espacios para quienes practican tirarle con escopeta a platillos o hélices, consigna Clarín.

Por fuera del perímetro del club, la Ciudad construye un parque lineal costero, en lo que se conoce como “camino de sirga”. Ese espacio verde será de acceso público. Es a tono con normativa vigente, como por ejemplo el fallo de la Causa Mendoza, que ordenó construir un paseo similar en la vera del Riachuelo.

Esta mudanza se realiza porque Tiro Federal deja su histórica sede, de 16 hectáreas en avenida del Libertador, para que el Gobierno porteño construya el Parque de la Innovación.

Tres hectáreas están ocupadas por el edificio central del club, declarado Monumento Histórico Nacional, por lo cual no puede ser demolido o modificado. En las otras 13 se instarán laboratorios y centros de investigación públicos y privados, mediante convenios con el Gobierno porteño.

También hay lotes que fueron rematados por Ciudad para obtener el dinero que demandó la nueva sede del Tiro Federal (unos U$S30.000.000). También se costeará el propio Parque de la Innovación y parte de la urbanización de la Villa 31 de Retiro. En lo sectores rematados se construirán torres de hasta 100 metros de alto.

En noviembre de 2018, el Gobierno porteño subastó el equivalente a dos manzanas por U$S151.500.000, que fueron adquiridas por Buenos Aires Landmark, un fideicomiso integrado por el Grupo Werthein y capitales suizos. En tanto, en agosto remataron otros 1.800 m2 por casi U$S12.000.000. El lote lo adquirió Sancor Seguros.

El Gobierno porteño en 2016 hizo un concurso de diseño, donde ganó el proyecto arquitectónico de Alberto Varas y su equipo. Como otros emprendimientos similares, la premisa del GCBA es que el terreno tenga 65% de su superficie con espacios verdes parquizados, paseos peatonales y otras instalaciones públicas, incluyendo una “plaza-puente” que conectará el espacio con Ciudad Universitaria, por sobre las vías del ferrocarril Belgrano Norte y las avenidas Lugones y Cantilo.

En el 35% restante se construirán edificios de hasta seis pisos, para que se instalen universidades, institutos públicos o privados, laboratorios, empresas, incubadoras de emprendimientos y otras organizaciones que se dediquen a la innovación, la ciencia y la tecnología. El lugar funcionaría casi como un”campus”, conectado a Ciudad Universitaria, la escuela ORT, la Universidad Di Tella y otras instituciones educativas que están en el barrio, añade el matutino citado.