La familia de Cecilia Basaldúa denuncia que la investigación no avanza y pone dudas acerca de la culpabilidad de Lucas Bustos

Por el crimen de la vecina de Núñez en Capilla del Monto hay un solo detenido, 800 fojas y “más dudas que certezas”.

La abogada que representa a la familia de Cecilia Basaldúa, la vecina de Núñez que fue violada y asesinada en Capilla del Monte, denuncia que la investigación no avanza y que en el aberrante crimen hay involucradas más personas que el único detenido al día de hoy: Lucas Bustos, de 23 años, quien alquilaba caballos en la zona.

Tras estar 20 días desaparecida, el cuerpo de Cecilia fue hallado cerca de un basural de la localidad cordobesa, con signos de defensa y de haber sido abusada sexualmente.

“Hoy tenemos más dudas que certezas. Muchos puntos considerados claves no se investigaron”, dijo a Télam la abogada Daniela Pavón, quien representa como querellante a la familia de la mochilera de 35 años asesinada. Además, señaló que de la fiscalía “hay mucha reticencia” para informar a las partes. “Evidentemente se está protegiendo a alguien y sostenemos que hay connivencia policial”, denunció.

Pavón manifestó que aunque la causa ya cuenta con 800 fojas y que el Bustos – imputado por los presuntos delitos de abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado por violencia de género y criminis causa-  “supuestamente se incriminó mediante apremios ilegales”.

“Hasta el momento no hemos visto nada que indique que este chico fue el autor del crimen”, consideró la abogada al resaltar que Bustos es un hombre de “contextura chica” mientras que Cecilia era “profesora de artes marciales” y estaba preparada para defenderse.

Para la letrada, el dueño de la propiedad es “el principal sospechoso”, una idea que comparte y sobre la cual ya se expresó públicamente el padre de la mochilera, Daniel Basaldúa. “No estamos conformes con los resultados de la investigación”, dijo el hombre, y reclamó: No voy a recuperar a mi hija, pero necesitamos el esclarecimiento y justicia”.

Pavón calificó como “irregular” la investigación judicial que está llevando a cabo la fiscal Paula Kelm. También pidió nuevas pericias, entre ellas la ampliación de la autopsia y el estudio de ADN de pelos encontrados en el cuerpo de la víctima. Quiere que sea cotejado con Bustos y con un hombre identificado como Mario Mainardi, en cuya casa se alojaba Cecilia antes de desaparecer.

En el mismo sentido, la familia del detenido apunta a la policía local y sostiene que Lucas Bustos “es un perejil” utilizado para cerrar la investigación “en dos días”. Su hermana Valeria asegura que “Lucas no le puede pegar a nadie. Es inofensivo. Siempre está en la casa. No sale y nunca ha tenido relaciones con ninguna chica. Que le hagan un análisis y van a ver que es virgen”, lanza.