Un mural en el barrio de Núñez pide “Verdad y Justicia” por Cecilia Basaldúa

La joven fue hallada sin vida, con signos de violencia y abuso, 20 días después de su desaparición en Capilla del Monte.

El reclamo de “Verdad y Justicia” por Cecilia Basaldúa quedó plasmado en un mural del vecino barrio de Núñez, al cumplirse dos meses desde que fue hallado su cuerpo sin vida, el 25 de junio pasado por la artista Carla Minnelly, a metros de la estación homónima del tren Mitre.

Cecilia había viajado de mochilera a Córdoba el 18 de marzo, poco antes de que se decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el territorio nacional.

Se sabe que primero quiso armar su carpa en el balneario, pero le informaron que, por la cuarentena, no podía permanecer allí. Fue entonces que decidió quedarse por algunos días en una casita de piedra abandonada, donde se sentía insegura porque no tenía cómo trabar la puerta.

Se dirigió entonces a la plaza San Martín y conoció a una mujer, que la llevó hasta la casa de un hombre que le permitió que se instalara allí. Algunos días después, la misma mujer le recomendó que se quedara en la casa de Mario Gabriel Mainardi, otro vecino de la ciudad que le cedió su patio para instalar allí su carpa y pudiese utilizar el baño y la cocina de la vivienda.

Cecilia dejó de comunicarse con su familia el 4 de abril. Al día siguiente envió algunos mensajes y, desde entonces, nada zse supo de su paradero hasta que fue encontrada sin vida el 25 de abril en cercanías de un basural municipal.

Sobre la investigación judicial que se inició a partir de eso momento pesan serias críticas, tanto por parte de la familia de Cecilia como de la defensa y familia del único detenido.

En diálogo con el diario Mi Belgrano, Soledad Basaldúa -hermana de Cecilia- reclamó que “se acelere la causa” y señaló que “está todo parado desde hace bastante tiempo”. 

“Los resultados de la autopsia no están, los ADN tampoco. No nos escuchan, tenemos muchísimas preguntas y la causa tiene muchas irregularidades”, agregó.

Acerca del mural, Soledad contó al citado medio colega que se busca “honrar su paso por esta vida” y “visibilizar el caso en nuestro barrio”.

Detalló que “Con mis papás empezamos a buscar paredes vacías, hasta que se enteró la dueña de la casa donde pintamos. Ella es amiga de mi mamá y su hijo fue compañero de la primaria de mi hermana. Nos dijo que iba a ser un honor que se hiciera en su pared. A nosotros no se nos había ocurrido ese lugar, buscábamos más por el lado de García del Río. Estamos felices que fuera allí porque no es en cualquier pared. Para ese entonces ya se había puesto a nuestra disposición la artista Carla Minelly de “Fuerza mestiza”, agregó.

Por último, Soledad dijo a Mi Belgrano que “El jueves llegamos al lugar a las 2 de la tarde y ella comenzó. Es increíble el trabajo que hizo. Después algunos familiares y amigos/as de mi hermana dibujamos flores a los costados. Alrededor de las 18.30 nos fuimos con el corazón algo contento porque Cecilia estaba ahí”.

error: