Vecinos conviven desde 2014 con un obrador de subte en Pedraza y Cabildo

Fue instalado por la ampliación de las cochera – taller, pero en el presente continúan materiales, vallas y hasta un baño químico en plena vía pública.

Vecinos conviven desde 2014 con un obrador en la esquina de Manuela Pedraza y avenida Cabildo, cerca del límite entre Núñez y Saavedra, el cual fue dispuesto para la ampliación de la cochera y taller de la Línea D de subtes de la estación Congreso de Tucumán – Sector 4.

La obra está a cargo de la firma Dycasa, según queda de manifiesto en un cartel oficial expuesto sobre el obrador. Dentro del enrejado hay un baño químico, separadores peatonales de plástico y distintas herramientas.

El perímetro ocupado en la esquina no es total y los peatones pueden caminar sin mayores inconvenientes por la vereda. No obstante, que esté hace tanto tiempo perjudica el día a día de los vecinos.

Ya en junio de 2017 este asunto había llegado al debate en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. El entonces legislador porteño de Confianza Pública y actual presidente del bloque oficialista Vamos Juntos, Diego García Vilas, había presentado un pedido de informes al respecto.

Los fundamentos del proyecto de ley (Expediente 1570-17) hacen recordar: “En mayo de 2014 el Gobierno de la Ciudad anunció el comienzo de la obra, indicando que la misma consta dos etapas: primero afectando los carriles en dirección hacia el Norte; luego, y una vez rehabilitada esa calzada para la circulación de vehículos, afectando los carriles en dirección hacia el centro”.

Esta situación afecta de manera negativa a los vecinos ya que no pueden disponer del espacio público, viendo afectado el libre tránsito tanto de la calle como de las veredas afectadas, sumado al ruido que generan las maquinas en las horas de trabajo. Los comerciantes notan una importante baja en las ventas desde el comienzo de la obra y debido al poco tránsito denuncian un incremento de la inseguridad en la zona”, concluye el pedido de información.