Platense construirá sanitarios aptos para todo público: busca igualdad y también generar espacios más cómodos

El Calamar accedió al beneficio lanzado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación -a través de su programa “Clubes en Obra”. “Es de vital importancia la aplicación del Protocolo de prevención, orientación, abordaje y erradicación de todas las formas de violencia o discriminación”, señalan.

El Club Atlético Platense anunció que se inscribió y accedió al beneficio lanzado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, a través de su programa “Clubes en Obra”, para “iniciar con un plan ambicioso de reestructuración edilicia, tan necesario e imperioso para el crecimiento de nuestra institución en estos tiempos y que marcará el comienzo de otros proyectos sobre los que se están trabajando”. Lo plantea como un avance en igualdad de género, respeto de las identidad y también como una mejora en la distribución del espacio, lo que generará mayor comodidad.

Uno de los puntos destacados del plan es la construcción de un sanitario apto para todo público. Las autoridades explican: “El presente proyecto será uno de los primeros en plantear la igualdad para todas las personas, sea cual fuere su edad, capacidad, género o aptitud en el ámbito del club. El desarrollo del mismo, como experiencia, será pionero en los clubes al proponer la ruptura de las diferencias provocadas por las conductas discriminatorias, sesgadas por patrones socioculturales y hegemónicos”.

“Es importante destacar que el nuevo Código de edificación que rige en la ciudad de Buenos Aires (que históricamente es utilizado como guía para los demás) se suma a la tendencia global y no exige la división de género en el diseño de sanitarios, suprime la obligatoriedad de los mingitorios, establece el baño familiar como espacio a considerar, agrega cambiadores para bebés en los sanitarios masculinos y dispone lactarios en todos los edificios públicos y educativos. Por otra parte, existen tanto en nuestro país como en el mundo muchos casos (universidades, escuelas, empresas, instituciones, etc.) donde se han implementado estos espacios sin distinción de género y con amplios lugares para poder moverse con comodidad”.

“No cabe duda que todo cambio genera miedos, incertidumbres y detractores. Para ello lo más importante es la voz de las personas usuarias. El club ha investigado mucho sobre el tema, no solo consultando antecedentes exitosos sino abordándolo de manera integral. Esto significa abrir la mirada no solo desde la perspectiva de género y de diversidad, sino en relación al uso de las instalaciones del club por parte de todo el público asociado”.

“Si bien uno de los temores más nombrados es el “miedo” al exhibicionismo, el abuso o acciones violentas de cualquier tipo; es notable destacar que un espacio sin distinción cuida más, ya que la mirada es integral y no sesgada. Un lugar donde cada persona puede respetar su intimidad, sin condiciones de género o capacidad, es más inclusivo. Un espacio cómodo para el movimiento genera mejor humor en todos las personas usuarias. Un espacio relajado desmitifica los tabúes y mitos que provocan la discriminación”.

“Por otra parte, es de vital importancia la aplicación del Protocolo de prevención, orientación, abordaje y erradicación de todas las formas de violencia o discriminación en razón del género u orientación sexual (presentado por nuestro Departamento de Género y Diversidad y aprobado por la Comisión Directiva), como regla normativa para prevenir, capacitar, y/e intervenir en los posibles hechos y acciones que pudiesen generarse en cualquier ámbito del club, incluyendo sanitarios y vestuarios”.