Policías bonaerenses se negaron a ingresar a la Quinta de Olivos para reunirse con el presidente

Los manifestantes, que reclaman mejoras salariales, sostienen que ya entregaron un petitorio y rechazan que ocho integrantes de la fuerzan accedan a negociar en representación del resto.

Policías de la Policía de la provincia de Buenos Aires que se manifiestan frente a la Quinta presidencial de Olivos se negaron a una invitación realizada por funcionarios para que ocho de ellos ingresen para dialogar con el presidente Alberto Fernández.

Los manifestantes, que reclaman mejoras salariales, sostienen que ya entregaron un petitorio al ministro de Seguridad, Sergio Berni, y rechazan que ocho integrantes vayan a negociar en nombre del resto, incluso ante la máxima autoridad política de la Nación.

Minutos antes, Fernández había rechazado la protesta policial al expresar que “Los problemas se resuelven frontalmente y no escondidos en patrulleros, tocando sirenas”.

En un acto que compartió en Quilmes junto al gobernador Axel Kicillof, el jefe de Estado afirmó además que su gobierno “no se va a hacer el distraído” y “va a afrontar” las necesidades de la provincia de Buenos Aires.

Distintas voces y un amplio sector del arco político rechazaron a través de las redes sociales el hecho de que la protesta se haya realizado frente a la Quinta de Olivos.

Entre otras declaraciones, el canciller y ex gobernador bonaerense Felipe Solá calificó de “sedición” el accionar de los miembros de la fuerza provincial, la más grande del país en cuanto al número de integrantes.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó que es “inadmisible” la presencia de efectivos en Olivos.

Cabe destacar que las fuerzas de Seguridad no pueden actuar bajo representación sindical.