Habrá presencialidad en jardín, primaria y especial y el sector privado pasa a home office

El jefe de Gobierno porteño señaló que la curva de casos diarios se estabilizó, pero en un nivel alto y que el sistema de salud todavía sigue tensionado. “Eso nos lleva a tomar medidas para un mayor cuidado de todos”, indicó.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa para anunciar cómo se implementarán en territorio porteño las restricciones anunciadas por el presidente Alberto Fernández hasta el 21 de mayo.

El mandatario porteño señaló que se acatará la mayor parte de las medidas. Sin embargo, estas tres semanas habrá clases presenciales “todos los días” para el nivel inicial (jardín), primaria y especial. La secundaria tendrá una “presencialidad de forma bi-modal, alternando prensencial y virtual”. Cada escuela se encargará de organizar el cronograma correspondiente. El nivel superior (adultos) continuará en la virtualidad, tal como hace desde el 19 de abril.

“En las ultimas semanas defendimos la necesidad de sostener la presencialidad, entendemos que es fundamental para el bienestar integral de los niños y su entorno”, sostuvo Rodríguez Larreta y dijo que la administración porteña espera el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para dirimir si la suspensión de presencialidad ordenada por el Gobierno nacional entre el 19 y 30 de abril violó la autonomía de CABA.

En tanto, el jefe de Gobierno anunció que el sector privado deberá pasar a la modalidad home office. Esto incluye a trabajos en oficinas y profesiones liberales, como abogados y contadores.

Con respecto a la construcción, que “genera mucha movilidad”, se suspenden las grandes obras que tengan más de 2.500 metros cuadrados. “Para su reglamentación, habrá una mesa de trabajo con el gremio y las constructoras”, dijo Rodríguez Larreta.

“Vamos a ratificar las medidas que ya se tomaron”, indicó el mandatario porteño sobre las próximas tres semanas: está restringida la circulación entre las 20 y las 6 de la mañana, prohibidos los encuentros sociales en lugares cerrados, los encuentros en el espacio público están limitados hasta las 20 horas. En el caso de bares o gastronómicos, hay atención hasta las 19 siempre con mesas afuera, delivery o take away.

Las actividades culturales, deportivas y religiosas están prohibidas en lugares cerrados. Las actividades en grupo son de hasta 10 personas al aire libre. Los comercios no esenciales van a tener que atender de la puerta para afuera o en patios al aire libre. 

Por otra parte, cerrarán siete estaciones de subte y entre las 20 y las 6 de la mañana cerrarán 19 accesos a CABA. Asimismo se refuerzan los controles en los centros de trasbordo y terminales.

Luego de la tensión política entre Nación y CABA por la presencialidad de las clases, el nivel de contagios y tensión en el sistema de salud llevó a una calma entre partes. Rodríguez Larreta señaló: “Hay que destacar que en estos días tuvimos muchas reuniones de coordinación con el Gobierno nacional, de la Provincia, del resto del país”. “La mejor forma de trabajar es con dialogo y consenso”, sumó.

El mandatario señaló que entre el 20 de marzo y 10 de abril hubo una “suba exponencial de contagios diarios, con pico de 3.300 el 22 de abril”. “Hoy estamos en un promedio de 2.800. Desde hace 12 días está estabilizado, en un nivel alto”.

Dijo que el R (nivel de contagiosidad) “está apenas por debajo de 1”. Agregó que la ocupación de camas de terapia intensiva “creció significativamente, el 77% está ocupado en el sector público y 88% en el privado”.

“Estamos estabilizados, pero en un nivel alto y las camas tienen alta ocupación, eso nos lleva a tomar medidas para un mayor cuidado de todos”, indicó el mandatario porteño.