Este 2 de octubre se conmemora el Día de Villa Urquiza

Así lo establece la Ley porteña N° 834 sancionada en 2002.

Este viernes 2 de octubre se conmemora el Día del Barrio de Villa Urquiza, que integra la Comuna 12 de la Ciudad de Buenos Aires.

Es porque el 16 de julio de 2002 se aprobó la Ley porteña N° 834, cuyo único artículo establece: “Institúyase la fecha del 2 de octubre como el Día del Barrio de Villa Urquiza”. Forma parte de las fechas y conmemoraciones oficiales de la CABA.

Previo a esta ley, El Barrio de Villa Urquiza celebra en el mes de Octubre – 1887 – el aniversario; según Ordenanza Municipal N° 42.138 B.M. N° 18.122 del 24/09/1987.

El nombre del barrio cuenta con una extensa tradición y se remonta a sus orígenes mismos, cuando el 2 de octubre de 1887 Villa Catalinas y más tarde, el 16 de octubre de 1901, cuando se celebró el centenario del nacimiento de Justo José de Urquiza. Fue oficializado por la Ordenanza Municipal porteña N° 26.607 B.M. 14.288 del 04/05/1972.

Sobre su historia, el Centro de Documentación de la Ciudad de Buenos Aires (CEDOM) evoca: “Su origen se vincula a la Empresa “Muelle de las Catalinas”, situada en Paseo de Julio (Leandro N. Alem) y Paraguay, la que debido a la necesidad de rellenar con tierra esa zona baja, decidió comprar para ese fin un extenso terreno en lo que hoy es este barrio. Se inició así el transporte de tierra hacia el muelle, y una vez rellenado el lugar la empresa decidió vender los alejados terrenos pensándose para ello en el trazado de una villa. Nació así el 2 de octubre de 1887 Villa Catalinas”.

“Dos años después, el 13 de abril de 1889 se libró al público la estación Las Catalinas del Ferrocarril Buenos Aires a Rosario. Al sur de la estación, entre las actuales Bucarelli, La Pampa, Triunvirato y Olazábal, se encontraba Villa Modelo, núcleo también originario, aunque posterior y más pequeño del actual barrio, que por decreto del 16 de octubre de 1901, con motivo de cumplirse el 18 de ese mes el centenario del nacimiento de don Justo José de Urquiza, adoptó para sí el nombre del general entrerriano. El cambio de denominación de la villa se debió a un pedido de sus pobladores. El 3 de marzo de 1893 se inauguró la primitiva capilla de Nuestra Señora del Carmen, sobre la cual con el correr de los años se erigiría el nuevo templo. Finalmente consignemos que en el terreno comprendido por las calles Miller, Monroe y Valdenegro, y las vías del Ferrocarril Bartolomé Mitre, funcionó desde 1875 un cementerio. Fue clausurado el 23 de marzo de 1898 surgiendo en parte de esos terrenos la actual plaza Marcos Sastre, cuyos restos habían descansado precisamente en aquella necrópolis”.

Sus límites actuales son: Av. de los Constituyentes, La Pampa, Av. Dr. Romulo S. Naón, Franklin D. Roosevelt, Tronador, San Francisco de Asís, vías del Ferrocarril Gral Bartolomé Mitre, Nuñez, Galván y Crisólogo Larralde.