La Confitería Artiaga será distinguida con una placa por “sus 90 años de trayectoria en Saavedra”

Este jueves se aprobó un proyecto elaborado por el vicepresidente primero de Legislatura porteña, Agustín Forchieri (Vamos Juntos), quien además es vecino. Allí se señala que este comercio “forma parte de la identidad del barrio”.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves un proyecto de Resolución para fijar una placa en la Confitería Artiaga, ubicada en la Calle Zapiola 4782, en “reconocimiento a sus 90 años de trayectoria en el Barrio de Saavedra”.

El autor de la iniciativa es el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Agustín Forchieri (Vamos Juntos), quien además es vecino del barrio. El legislador Matías López, compañero de bloque, es coautor.

A la hora de defender el proyecto, se señala que “está motivado en cómo la panadería forma parte de la identidad del barrio de Saavedra con todo lo que esto implica, recuerdos punto de encuentro, historias familiares”. “Y rescatar el valor de la cultura del trabajo y el esfuerzo como pilares de una sociedad cada día mejor”.

En la década del 80

En cuanto a la historia de la panadería, se evoca la figura de Don Antonio Rodríguez, quien llegó a la Argentina con 12 años procedente de Carballino, municipio de Orense, España. A los 17 se hizo cargo de mantener a su familia, tras la muerte de su padre.

Ya casado, junto a su esposa abrió una panadería en La Boca. Como les fue bien, desembarcaron en Saavedra: “De a poco la economía familiar fue mejorando y pudieron adquirir una panadería en el Barrio de Saavedra sobre la calle Zapiola al 4700. El dueño de la panadería, fundada en 1931, era de apellido Artiaga y por cábala los nombres de la panadería no se cambian cuenta Graciela, una de las hijas de Don Antonio”.

Se destaca, según los argumentos del proyecto, que esta panadería tiene como gran sello distintivo su horno, es el mismo de 1931 y se encuentra encendido desde hace muchos años. “Fue una apuesta del Señor Rodríguez ya que el Barrio de Saavedra no tenía el desarrollo que tiene actualmente”.

Foto: Artiaga (Facebook)

Se habla sobre la relación entre el crecimiento de la panadería y el de Saavedra: “Los vecinos se agolpaban el fin de semana pata comprar sus productos. Hoy, los hijos de Graciela, continúan con el emprendimiento de índole familiar que construyo Antonio junto con Alba siendo la tercera generación a cargo de la panadería. Juan Manuel es pastelero profesional, José estudió Economía y Marisol es licenciada en Marketing y aportan sus distintas visiones al emprendimiento”.

Sobre otros aspectos de la panadería se menciona: “Constantemente están sacando nuevos productos, entre ellos, productos orgánicos. Y tienen muchos productos distintivos que caracterizan a la panadería como las cremonas rellenas, torta de alfajor maicena y la factura “paracaídas” en homenaje a un ex combatiente de Malvinas que fue panadero en Artiaga. Con el correr del tiempo comenzaron a sumar platos y hoy también gana lugar la rotisería. Debido al histórico horno que tienen piensan sumar empanadas de lechón”.