Tras las aglomeraciones en bares, Quirós pidió estar en el “espacio público de manera cuidada”

El ministro de Salud porteño entendió que “hay gente que no puede acompañar las políticas de la cuarentena original”.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, reconoció este lunes en conferencia de prensa que “no fue bueno” lo que pasó las últimas noches al aire libre frente a los bares porteños porque había “gente sin barbijo y a menos de metro y medio”.

“Se entiende que haya gente que tenga necesidad de salir”, señaló Quirós, pero “necesitamos el esfuerzo de la ciudadanía” para que “cumpla con la normativa” de distanciamiento y uso de tapaboca.

“Lo que ocurrió el viernes y relativamente mejorado el sábado no fue bueno. Nosotros tenemos que construir ciudadanía, tenemos que ser capaces de transitar el espacio público de manera cuidada y cumpliendo la normativa”, dijo el funcionario.

Entre otras medidas, indicó que “el barbijo o el tapabocas se coloca en la base de la nariz, no en la punta, bien firme, es la medida individual más importante que podamos tomar”.

En otro orden, dijo este lunes que los argentinos “llevamos más de seis meses de esfuerzo colectivo” en el marco de la pandemia de coronavirus y “hay gente que no puede acompañar las políticas de la cuarentena original”.

El funcionario hizo estas declaraciones para explicar las nuevas aperturas de actividades en la Ciudad como “gestión social, lo más seguro posible dentro de lo que la ciudadanía es capaz de hacer”.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires este fin de semana clausuró 12 bares y locales gastronómicos por no respetar el protocolo. Fue en Palermo (Comuna 14), Agronomía (Comuna 15), Recoleta (Comuna 2), entre otros barrios. En dos de ellos había fiestas clandestinas en su interior.

Además, el GCBA dispuso la presencia de los Bomberos de la Ciudad para garantizar la distancia social en nodos gastronómicos como los alrededores de la Plaza Serrano de Palermo o el Barrio Donado Holmberg de Villa Urquiza (Comuna 12).