“No estamos tomando tierras, estamos tomando birra”, gritaban en el Do-Ho a la Policía de la Ciudad

El hecho ocurrió este viernes por la noche en Villa Urquiza. Efectivos llegaron al lugar, que estaba desbordado.. Este hecho, entre otros, activó un pedido público del jefe de Gabinete de la Nación al Gobierno porteño

Este viernes por la noche la Policía de la Ciudad desalojó a los grupos de personas que tomaban y comían sin distancia social en los espacios verdes del Barrio Donado Holmberg de Villa Urquiza. (Do-Ho).

En redes sociales se viralizaron videos y menciones del momento. “No estamos tomando tierras, estamos tomando birra”, se defendieron los jóvenes que fueron invitados a retirarse.

La toma de tierras alude a hechos de intrusión que se registran en distintas localidades bonaerenses. La más resonante es una ocupación que involucra a cientos de familias en un predio de Guernica. En la CABA se registraron varios intentos de ocupaciones (en casas tapiadas sobre todo), que fueron frustradas en su mayoría por la Policía de la Ciudad.

Las fotos del Do-Ho, junto a secuencias en otros barrios como Palermo, despertaron una reacción del Gobierno nacional. Este sábado el jefe de Gabinete Santiago Cafiero le pidió al Gobierno porteño que haga cumplir los protocolos de distancia social para el consumo de alimentos y bebidas en mesas sobre la vía pública.

El Gobierno de la Ciudad desde el lunes pasado las habilitó para reactivar la economía en negocios gastronómicos, uno de los rubros más golpeados por la pandemia y el aislamiento.

El temor latente es que, tal como pasó este viernes en el Do-Ho, la gente se agolpe en la puerta de los bares sin cuidar la distancia social de al menos un metro y medio entre individuos. La falta de barbijos también es otro aspecto que preocupa.

De todos modos, desde el Gobierno porteño defienden la puesta de sillas y mesas. Lo atribuyen a que luego de medio año en cuarentena y con algunos indicadores sanitarios favorables (como la ocupación de camas UTI-Covid 19 del sector público a la baja), el humor social demanda aperturas que permitan disfrutar de cierta “nueva normalidad”, siempre respaldada por protocolos.

A pocas cuadras, en el boulevard de la avenida Mendoza, también en Villa Urquiza, funcionará un Área Peatonal Transitoria (APT) durante los fines de semana para que los bares pongan las mesas en la vía pública con mayor distancia social, tal como informó este medio en exclusiva.