Conectate con nosotros

Zona Norte

Vicente López: una mujer radicó una denuncia por abuso sexual contra el dueño de un conocido restaurante

La damnificada hizo un descargo por redes sociales, acompañado de una copia de la exposición ante la Justicia.

Publicado

el

Una joven exempleada denunció en la Justicia (comisaría de la Mujer y Familia de Vicente López) al dueño del restaurante Aquiles, un sitio de renombre en Villa Martelli, en el vecino partido bonaerense de Vicente López.

La mujer hizo un descargo en redes sociales, que tuvo impacto en la comunidad de Saavedra debido a la cercanía. Lo acompañó de una captura de la denuncia. En el documento se expone que la acusación es por abuso sexual consumado. Allí queda acreditado que la joven contó haber sufrido la agresión el 9 de enero cerca de las 20.

“Ojalá pague por lo que me hizo a mi y a otras mujeres tambien, porque no fui la única”, expuso la damnificada.

Este es un tramo del texto que detalla lo denunciado en la comisaría: “En horario laboral, primero me pidió que pase un trapito en el espejo de baño de hombres y el entro y se puso a orinar enfrente mio. Entonces yo salí inmediatamente, me dio vergüenza ajena. Sigo con mi tarea en el antebaño el me agarra de la cintura diciéndome “qué bien que trabajas” . Se lo dejo pasar, trato de olvidarme y sigo trabajando… horas mas tardes aprox 20hs en la hora de mi break, me siento a comer y me manda a llamar por el encargado a su oficina. Me hacen dejar de comer, voy y me pregunta si yo hacia deporte, a lo que yo respondo que no. Y me dice ” tenes un lomazo” yo respondo. Bueno, gracias… continua diciéndome ” a ver, sacate el faldón” se pone atrás mio y me dice ” tenes unas nalgas enormes” yo ahí entre en pánico. Me dice ” te voy acomodar la camisa” y me mete la mano adentro del pantalón tocándome la cola. Ahi yo empece a querer irme ya, quería correr. Le pregunto si necesitaba algo mas, y me dice mañana te voy a dar otro evento así te hago ganar mas platita. Me pide mi teléfono para pasarme el horario, yo salgo pálida. Le conté a una compañera, y me dijo “esa manía no se le va más””.

Publicidad

“Mi otra compañera me abrazo y me dijo “te aconsejo como madre, agarra tus cosas y andate de acá ya” . Le fui a contar al encargado y me pidió que no me vaya, que tome un vaso de agua y siga trabajando, que no se lo cuente a nadie. Que por ahí este señor se pensó que yo era como las demás, que iba acceder a sus pedidos. Ahí agarré mis cosas y me fui llorando, me fui e hice la denuncia. Fue peor, pero detallo lo que puedo”, concluye el relato de la joven.

En redes sociales hubo gran conmoción por este hecho, dada la visibilidad del restaurante.

Muchos usuarios no creían el relato de la joven y decían que era la denuncia era una acción para perjudicar el negocio.

Otros se expresaron a favor de la joven y condenaron cualquier tipo de violencia machista en ámbitos laborales.

Publicidad
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Más leídas