Conectate con nosotros

El Barrio

El túnel de Balbín cumple un año

Fue inaugurado el 2 de agosto de 2018. La obra se realizó pese a la oposición de vecinos y comerciantes y de los amparos judiciales que la frenaron en varias oportunidades. Cómo modificó la vida en el barrio.

Publicado

el

Este viernes se cumple el primer aniversario del Paso Bajo Nivel “Gatica – Goyeneche” del barrio de Saavedra, inaugurado el 2 de agosto de 2018.

El túnel se extiende por Ricardo Balbín desde Estomba y hasta la avenida Parque Goyeneche, por debajo de las vías del ferrocarril Mitre, con una longitud total de 308 metros y una altura de 5,10. Es doble mano y cuenta con cuatro carriles de circulación (dos por sentido) para autos, camiones y colectivos.

Además, tiene dos pasarelas subterráneas, una de cada lado de la avenida, calles laterales, un cantero con plantas y dos plazoletas secas con bancos y mesas de cemento.

[better-ads type=”banner” banner=”134083″ campaign=”none” count=”2″ columns=”1″ orderby=”rand” order=”ASC” align=”center” show-caption=”0″][/better-ads]

Su proyección generó una fuerte resistencia por parte de vecinos y comerciantes, que denunciaron que agravaría la problemática de inundaciones que sufre el barrio.

El juez Roberto Gallardo, del fuero Contencioso Administrativo porteño, falló tres veces en contra del Gobierno porteño y logró frenar las obras, que finalmente se realizaron con más demoras que las previstas debido al curso de estos amparos judiciales.

De todas maneras, la lucha vecinal no fue en vano, ya que se incorporaron al proyecto original obras para mitigar las inundaciones: “Conseguimos que una obra vial se transoformara en una obra hidráulica“, sintetizó José Olivo, referente de la agrupación VecinosX Saavedra.

También se hicieron nuevas bocas de tormenta de proporciones tan grandes que generaron importantes declives en las calzadas -por ejemplo en Holmberg- que dificultan el estacionamiento de autos ya que provocan que las puertas de estos rodados golpeen contra el cordón o se atasquen en las veredas. Por esta calle es frecuente que se metan camiones de gran porte, que desconocen la nueva traza para el tránsito pesado, generando en ocasiones serios trastornos.

[better-ads type=”banner” banner=”134083″ campaign=”none” count=”2″ columns=”1″ orderby=”rand” order=”ASC” align=”center” show-caption=”0″][/better-ads]

Cómo impactó la presencia del túnel

Al cabo de un año, la presencia del túnel modificó la dinámica de la zona -considerada el centro cívico y comercial más importante del barrio- que quedó dividida en cuatro. Por un lado, por la vías que fueron cerradas a nivel, y por otro, la misma avenida fue dividida.

Por ejemplo, cruzar desde el Banco Galicia a la equina de Orduña, en Balbín y Tronador, ahora implica hacer al menos dos cuadras. Los vecinos habían propuesto, entre otras alternativas, que el túnel fuera más largo, con su salida más allá de Estomba, de modo de poder generar un espacio de convivencia en este sector de vasto tránsito.

Pese a las rampas, los cruces peatonales son especialmente incómodos para personas mayores, con movilidad de reducida o para quienes llevan cochecitos de bebé.

[better-ads type=”banner” banner=”134083″ campaign=”none” count=”2″ columns=”1″ orderby=”rand” order=”ASC” align=”center” show-caption=”0″][/better-ads]

Muchas personas, por miedo a ser víctimas de un hecho de inseguridad, deciden no transitarlos por la noche. Las rampas son a menudo utilizadas por motociclistas o repartidores de las nuevas apps de delivery.

Los comercios fueron los principales afectados en términos económicos, ya que la circulación vehicular mermó sustancialmente. Quien antes atendía un local sobre una avenida, ahora lo hace sobre una “colectora”.

[better-ads type=”banner” banner=”134083″ campaign=”none” count=”2″ columns=”1″ orderby=”rand” order=”ASC” align=”center” show-caption=”0″][/better-ads]

Otro impacto es el vehicular. Al tiempo que supone una mayor agilidad para quienes atraviesan el barrio sentido a Belgrano o Provincia, la presencia del túnel complicó la movilidad local, generando una suerte de trasmano para el acceso a las viviendas de muchos vecinos, y, dependiendo del punto de partida, obliga a hacer recorridos más largos para cruzar de un lado a otro de las vías. Sobre todo si se considera el cierre de Pasos a Nivel como intermedios como los que hubo en las calles Manuela Pedraza o Núñez.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más leídas