Conectate con Saavedra Online

El Barrio

Miguel Urien, el vecino de Saavedra que lucha por conocer su identidad

Lo dejaron en el Hospital Pirovano cuando era un bebé, y atravesó una dura infancia en institutos de menores. De adulto dejó la rabia de lado y apostó por una vida plena en el barrio, junto a su gente.

Publicado

el

“Hacenos reír, no llorar”. Le dicen los amigos y compinches al vecino de Saavedra Miguel Urien porque saben de su sentido del humor y la chispa que tiene para las bromas. “Yo le pongo ganas, la procesión va por dentro”, afirma quien todos los días sonríe frente a la vida pese a que desde que tiene uso de razón lucha por saber de dónde viene: en el otoño de 1946 siendo un bebé fue dejado en el Hospital Pirovano solo con un papel que llevaba escrito su nombre.

“Es un apellido patricio, hoy es más común encontrarse un Urien, pero en la época en que nací era distinto”, asegura Miguel, quien buscó dar con su familia biológica para obtener respuestas, sanar heridas.

En varias ocasiones conoció a otros Urien o llegó a pistas verosímiles. No obstante, a sus casi 80 años, el rompecabezas sigue incompleto.

Debido a su situación y ante la falta de adultos que se hicieran cargo de él, Miguel deambuló por unos cuatro institutos de menores entre su niñez y adolescencia. Fue algo que le trajo amarguras y momentos de peligro.

“En el Hogar Martín Rodríguez de Mercedes fue donde más sufrí”, recuerda. Asegura que padeció maltratos y vejaciones de todo tipo, que los chicos más grandes tenían una serie de reglas y artilugios para imponerse y propasarse con los menores alojados en la institución: “Yo pensaba que eso era lo normal, de grande entendí toda la maldad que había ahí”.

En medio de esta situación, recibió el cariño de personas que al día de hoy son su sostén emocional. Por ejemplo, cita a la hermana Silvestre, una monja ligada al Pirovano que lo acompañó y bregó por su bienestar, que hizo gestiones para llevarlo a lugares mejores. Tiempo después ella iba a irse a vivir a Italia; al día de hoy Miguel lleva su foto enmarcada a todos lados.

Si bien en ese tiempo no logró dar con una familia que lo adopte, agradece a las que le “dieron los primeros cariños”, como los Medina de Mercedes, con quienes sigue en contacto al día de hoy. Los Viturro, Durini, Bóveda, Caldarelli y Minuto también permanecen en su memoria.

“La hermana Silvestre hacía lo posible por mí. Ella entró en contacto con la señorita Ruiz, que fue mi tutora mientras estaba en el hogar Martín Rodríguez de Mercedes. Ruiz conocía al padre a cargo de una parroquia en Saavedra, ayudó a hacer la gestión para que vaya a vivir ahí”, recuerda Miguel.

Así, cuando era un poco más grande, a comienzos de la década del sesenta, se asentó en la Parroquia Sagrada Familia. “Desde 1961 estoy en Saavedra. Ruiz era amiga del padre, quien me aceptó en la parroquia. En esa época yo era medio salvaje y me portaba mal. Lo pasé mal por la gente, los muchachos. Pedía que no me cargaran, me decían cosas por mi color de piel”, lamenta. Dice que al poco tiempo abandonó el lugar, pero siguió viviendo en el barrio en casas de pensión o de familias, como hace en el presente.

La hermana también logró que Miguel accediera a su primer trabajo, en una curtiembre que por ese entonces estaba ubicada en Larralde y Arcos. “Yo era muy salvaje en esa época, muy terrible, las cosas que me habían pasado me habían marcado para mal”, asegura sobre su temprana adultez.

“Motivos no me faltan, tengo tres fechas de nacimiento, papeles incompletos. Cuando me bautizaron, me lo había pedido la hermana, la madrina fue una enfermera y el padrino un hombre que había tenido un accidente. Años más tarde quería ver los legajos y los papeles no estaban. Es muy duro crecer así”, afirma.

“No hay una punta del hilo. Quién me mandó a tener este apellido. A lo mejor, si me llamaba Expósito todo era más fácil y encontraba a mi gente”, señala.

Pese a la rabia que sentía por su situación, Miguel siguió adelante. Tiempo después comenzó a trabajar en una petrolera llamada Bridas. Ahí asegura que su carácter se templó, en parte por el buen clima laboral. El “salvaje” dio lugar al hombre bonachón y de chispa para las bromas.

Fue un proceso, pero Miguel logró sostenerlo en el tiempo. Se integró a la comunidad, pese a las carencias y las situaciones extremas a las que debió sobrevivir.

Desde entonces, este vecino tuvo mil vidas, pasando por oficios variopintos como fotógrafo, changarín o vendedor. Logró jubilarse y sigue activo laboralmente.

En paralelo, Miguel da rienda suelta a una veta solidaria. Asegura que ayuda a quienes está a su alcance, que los visita, busca la forma de conseguirles víveres o las cosas que necesiten, aunque más no sea una tarde de mates y charla amena.

“Yo no sé cómo no soy una mala persona, me pasaron cosas malas, pero seguí adelante. Hoy Saavedra es mi barrio querido, donde hay mucha gente que sabe de mi historia, me ayuda, está conmigo. Yo hago chistes, ocurrencias que me surgen. Hacenos reír, no llorar, me dicen porque saben la forma en que cuento los chistes”, festeja Miguel.

“No formé mi propia familia, no sabría cómo por todo lo que me pasó, pero eso no me impide disfrutar de mi vida, de ayudar. Hoy puedo decir que conozco más familias buenas que malas. Hoy tengo dónde pasar el 24, el 31 de diciembre, el 1 de enero. Con gente distinta. Todas personas que son parte de mi vida. Sigo luchando por saber de dónde vengo, pero veo el cariño que me rodea ahora y siento que las cosas no las hice mal”, concluye Miguel, quien no baja los brazos y pone una sonrisa pese a que “la procesión va por dentro”.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app

El Barrio

Saavedra: Fa Uno Art y Ale Giorgga pintaron un nuevo mural en homenaje al barrio bajo el puente ferroviario de Ruiz Huidobro

En enero ya habían intervenido una de las paredes de este cruce emblemático.

Publicado

el

Los artistas y vecinos Fa Uno Art y Ale Giorgga pintaron un mural en homenaje al barrio de Saavedra en el túnel de Ruiz Huidobro, entre Plaza y Olof Palme.

Como había informado Saavedra Online, ambos artistas junto a Mali Mowcka ya habían renovado uno de los muros ubicado bajo el puente ferroviario en enero de este año.

Ambos artistas años atrás se habían encargado de hacer un mural de grandes dimensiones sobre la fachada de la torre sanitaria del Parque Saavedra, un actual emblema del barrio por incluir alegorías locales, como un calamar gigante por el Club Atlético Platense (CAP). En 2022 fueron convocados para pintar los nuevos sanitarios.

También durante 2020 realizaron el proyecto Arte para el Barrio, por el cual realizaron 15 obras en las paredes de Saavedra, con ayuda de donaciones y permisos de vecinos. Esta iniciativa la querían extender a unos 50 murales en la zona con un plazo estimado a 2025.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Continuar leyendo

El Barrio

Vecinos piden una reunión urgente con el GCBA por el anuncio de nuevas obras en Parque Sarmiento

Los ciudadanos piden que “no se repitan errores y demoras en relación a este tema tan sensible”.

Publicado

el

Vecinos del barrio de Saavedra exigen una reunión urgente con autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ante la novedad sobre el pronto comienzo de la obra llamada segunda etapa del reservorio de agua en el Parque Sarmiento.

“Desde las entidades del barrio estamos solicitando inmediatamente reunirnos con las autoridades para brindar aportes técnicos y contribuir a una imprescindible estrategia seria y efectiva de participación social, y que no se repitan errores y demoras en relación a este tema tan sensible (experiencia del arroyo artificial)”, indicaron los vecinos e instituciones locales, entre ellas la Biblioteca Popular Cornelio Saavedra, mediante un comunicado. Se refieren al proyecto trunco de construir una laguna artificial en medio del Parque Saavedra para usarlo a modo de reservorio de agua, el cual nunca se ejecutó ante el rechazo de la comunidad.

Los ciudadanos que piden la reunión además cuentan con el asesoramiento de la Cátedra de Hidrógeología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, dirigido por el profesor Marcelo Sticco, la cual ha realizado estudios de campo en el barrio de Saavedra para analizar cómo impactan las lluvias extremas en el territorio caracterizado por la presencia subterránea del entubamiento del Arroyo Medrano.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Jorge Macri, presentó este martes nuevas obras del Plan Hidráulico porteño para beneficiar a 850.000 vecinos. Entre ellas figura la construcción del nuevo reservorio del Parque Sarmiento y trabajos complementarios en Saavedra.

“El reservorio se iniciará en dos semanas la segunda etapa, ideada para facilitar la retención del agua”, indicaron fuentes oficiales.

La obra había sido planificada y licitada por la anterior gestión, pero nunca se ejecutó. Como informó Saavedra Online, en el proyecto de Presupuesto 2024, el Poder Ejecutivo incluyó fondos para la construcción de esta Área de Retención Temporal de Excedentes Hídricos (ARTEH).

El ministro de Infraestructura de la CABA, Pablo Bereciartua, confirmó que la capacidad del reservorio será de 123 mil m³ y “beneficiará a 360.000 vecinos”.

También el GCBA anunció obras en la Cuenca del arroyo Medrano en beneficio de 360 mil vecinos de Núñez, Saavedra y Coghlan. Sumó la construcción de los ramales Larralde y Ciudad de la Paz para beneficiar a 11 mil vecinos de estos tres barrios.

Tras la trágica inundación del 2 de abril de 2013 motivada por el desborde del Arroyo Medrano tras una lluvia extrema, por la cual murieron seis vecinos y hubo cientos de evacuados y damnificados, el GCBA construyó un reservorio de agua en el Parque Sarmiento y proyectó obras complementarias.

Como informó Saavedra Online, en 2021 el GCBA adelantó la construcción de un nuevo reservorio, en complemento a lo hecho en 2014. Se había proyectado en el ex drive de golf, ya que había vencido la concesión.

Al año siguiente, se dijo que la construcción del segundo reservorio o segunda etapa se iba a ejecutar en 2023. Fue anunciado en el marco de una Audiencia Pública cuando todavía estaba en pie el proyecto para construir una laguna artificial en el Parque Saavedra, que se iba a utilizar como reservorio de agua ante lluvias extremas. En ese entonces se dijo que la obra se iba a desarrollar durante 2023. La resistencia de los vecinos a esta obra generó que el Banco Mundial rechace financiarla, tal como estaba previsto, por lo cual el Gobierno porteño decidió suspenderla.

En paralelo, a fines de 2020 el Gobierno porteño firmó una concesión para otorgar el predio del ex golf al Belgrano Athletic por un plazo mínimo de cinco años. La institución construyó canchas de rugby y mobiliario complementario.

Por esto mismo, el proyecto de reservorio se reformuló para ejecutarlo sobre un cuadrángulo lindero a la avenida General Paz, en la cual hay varias canchas de fútbol, según exponía la licitación pública lanzada a fines de 2022, pero nunca adjudicada.

En concreto, se trata de cavar a mayor profundidad en uno de los sectores del reservorio original. Los vecinos señalan que si se construía en el ex drive de golf se podían acumular unos 200.000 m3 de agua en caso de lluvias extremas, pero al cavar en las canchas de fútbol solo se llega a 120.000.

Por eso, para los ciudadanos el GCBA priorizó la concesión y reformuló el proyecto de reservorio, proponiendo una obra de menor impacto ante lluvias extremas. De hecho, el Frente de Izquierda presentó en 2022 un pedido de informes en la Legislatura porteña para que se aclare este asunto.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Continuar leyendo

El Barrio

Arroyo Medrano: el GCBA construirá ramales en Larralde y en Ciudad de la Paz y una estación de bombeo

Estos trabajos se enmarcan en el Plan Hídrico porteño para la cuenca del Arroyo Medrano y se complementan con la segunda reservorio del Parque Sarmiento.

Publicado

el

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó este martes que realizará una serie de obras dentro del Plan Hídrico porteño para beneficiar a 850.000 vecinos. Muchos de los trabajos se ejecutarán en el barrio de Saavedra, ya que bajo tierra circula entubado el Arroyo Medrano.

Como había informado Saavedra Online, la obra más destacada es la segunda parte del Reservorio Parque Sarmiento. “Se iniciará en dos semanas la segunda etapa, ideada para facilitar la retención del agua. El reservorio tendrá 123 mil metros cúbicos de capacidad. Y beneficiará a 360 mil vecinos”, indicaron fuentes oficiales.

Por otra parte, en la Cuenca del arroyo Medrano se ejecutará un conducto de 1,5 km. Incluye obra de cierre (cinco compuertas), una estación de bombeo (tres bombas), tabicamiento del arroyo (mejora del 15 % en la conducción) y nuevas cámaras de inspección. Esperan que beneficie a 360.000 vecinos de Núñez, Saavedra y Coghlan.

Por otra parte, se ejecutarán los Ramales Larralde y Ciudad de la Paz. Son “trabajos de desagüe en las subcuencas del arroyo Medrano” en beneficio de 11.000 vecinos de Núñez, Saavedra y Coghlan. “Se licitarán antes de fin de año. 2 km de longitud”, adelantó el GCBA.

Varias de estas obras fueron informadas por el Gobierno porteño en 2022 el marco de una Audiencia Pública cuando todavía estaba en pie el proyecto para construir una laguna artificial en el Parque Saavedra, que se iba a utilizar como reservorio de agua ante lluvias extremas. En ese entonces se dijo que la obra se iba a desarrollar durante 2023. La resistencia de los vecinos a esta obra generó que el Banco Mundial rechace financiarla, tal como estaba previsto, por lo cual el Gobierno porteño decidió suspenderla.

En esa audiencia, funcionarios del GCBA habían explicado que la obra “Ramal Larralde – Ciudad de la Paz” era para recoger aguas de Belgrano y Coghlan e incorporarlas al entubamiento del Arroyo Medrano.

Los representantes porteños habían dicho que también se necesitaba la obra “Segundo Emisario Arroyo Medrano”, pero que se iba a hacer más adelante por la necesidad de contar con financiamiento internacional. Este emisario irá bajo tierra por Ruiz Huidobro, Goyeneche y García del Río en Saavedra. También por Comodoro Rivadavia (continuación de esta última, a la altura de Núñez), hasta la desembocadura.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Continuar leyendo

Apoyanos con tu donación ❤️

Invitanos un café en cafecito.app

Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]

Contador de visitas: contador de visitas

Publicidad

Más leídas