Conectate con Saavedra Online

La Comuna

Noveno aniversario de la muerte de Luis Alberto Spinetta, imprescindible del rock nacional y vecino de Villa Urquiza

Desde el año que viene será posible impulsar un proyecto de ley para cambiar el nombre de calle Iberá por el del célebre músico.

Publicado

el

Este lunes 8 de febrero se cumple el noveno aniversario de la muerte del músico Luis Alberto “El Flaco” Spinetta, ícono del rock nacional por haber formado parte de bandas como Almendra e Invisible y por haber tenido una prolífica carrera solista, influencia para varias generaciones. Además, era vecino del barrio de Villa Urquiza, donde tenía su estudio de grabación llamado “La Diosa Salvaje” en la calle Iberá al 5000 De niño y joven frecuentó la zona de Saavedra, por ejemplo el club Estudiantes del Norte.

En la zona de la Comuna 12 hay diversos homenajes a este artista y vecino destacado. El paso bajo nivel de la avenida Congreso lleva su nombre y además cuenta con una serie de murales con las tapas de sus discos.

A pocas cuadras está la Esquina del Rock de la Comuna 12, en Quesada y Plaza Oeste, donde hay un mural hecho por la vecina y artista Silvia Spelzini.

Otro sitio de homenaje es el interior de la Sede Comunal 12, en Holmberg y Monroe, donde se ubica desde el verano de 2020 la estatua de altura 1/1 que durante muchos años estuvo en la Plaza Casal de Triunvirato y Monroe, que fue vandalizada en varias ocasiones.

Desde el Museo del a Casa Rosada – Íconos Argentinos reseñan que Spinetta nació el 23 de enero de 1950 en el barrio de Núñez: “Desde pequeño recibió las más variadas influencias musicales. Por un lado, su padre, cantante de tango aficionado, lo acercó a la música porteña; y, por otro, sus tíos, quienes trabajaban en el sello Columbia, lo pusieron en contacto con los nuevos ritmos mundiales, en plena explosión del rock. Como resultado, empezó a componer canciones, incluso antes de aprender a tocar un instrumento”.

En 1964, participó del concurso de talentos del programa Escala Musical (Canal 13), y obtuvo el segundo puesto. Con el dinero que ganó en esa ocasión, compró una copia del álbum Beatles for Sale, de The Beatles, que lo marcó definitivamente, agregan las consecuencias de aquel suceso en el club del barrio de Saavedra.

“En 1967, formó la banda que luego dio vida a Almendra; el grupo hizo su primera presentación en 1969, y se transformó inmediatamente en una insignia del rock nacional. Con Almendra, El Flaco editó dos discos: Almendra I y un álbum doble Almendra II. El primero es considerado uno de los mejores discos de rock en español; y su tapa, obra del propio Spinetta, la mejor del rock nacional. La banda planeó una ópera rock, pero se disolvió antes de su realización por diferencias artísticas. Atado contractualmente a la discográfica, en un acto de rebeldía, editó Spinettalandia, según él, un ‘antidisco’, y se dedicó a recorrer el mundo durante algunos meses”.

“A su regreso al país, formó Pescado Rabioso. La Argentina vivía entonces tiempos de alta inestabilidad política y social; el rechazo popular a la dictadura de Lanusse lo hicieron imaginar a ese pez con rabia punk y una paradójica fobia al agua. El grupo editó dos discos: Desatormentándonos, en 1972, y el álbum doble Pescado 2, en 1973. El primero, con sonidos cercanos al blues, la psicodelia y el rock pesado, que recién aparecía en el mundo. El segundo, marcado por un lirismo y contenido abiertamente poético-filosófico que, además, aportó una nueva sonoridad al rock latino”.

“En 1973, la banda se separó por diferencias artísticas y Spinetta continúó solo con el proyecto y lanzó Artaud, para muchos, el mejor disco del rock argentino, inspirado en la poesía de Rimbaud. A fines de ese mismo año, presentó una nueva banda: Invisible, con la que editó Invisible, Durazno sangrando y El jardín de los presentes. En los dos primeros discos, de un alto contenido existencial, se dedicó a explorar el taoísmo y las teorías psicoanáliticas de Jung; en el último, la incorporación de Tomás Gubitsch aportó un sonido de fusión tango-jazz que definieron como rock-tango, en coincidencia con la vanguardia sonora que experimentaba Piazzolla. Esta última formación generó diferencias conceptuales que provocaron la separación de la banda”.

“Terminaba 1977, y Spinetta ya se había consagrado como uno de los pilares del rock argentino. Pero su producción no cesó, y siguió experimentando con el jazz: editó en solitario A 18’ del sol, y publicó el libro Guitarra negra, de poesías surrealistas spinetteanas (1978). En 1980, Almendra regresó con seis míticos shows en Obras Sanitarias y en el interior del país. En Estados Unidos editaron el disco El valle interior con el que salieron de gira. En 1981, la banda se disolvió nuevamente. Paralelamente, se gestó, con otros músicos, el proyecto Spinetta Jade, que lanzó Alma de diamante (1980) y Los niños que escriben en el cielo (1981). Con ese grupo, se presentó junto a Charly García, quien integraba Serú Giran, en el estadio Obras Sanitarias”.

“En 1982, como solista, editó Kamikaze para fijar su postura sobre la Guerra de Malvinas. Ese mismo año, salió Bajo Belgrano, el tercer disco de Spinetta Jade, y, dos años, después Madre en años luz, que fue el último de la banda”.

“Su producción solista continuó; y, en 1983, apareció Mondo di Cromo. Entre 1985 y 1986, realizó producciones con otros dos íconos del rock: Fito Páez y Charly García. Con Fito, editó La la la; en tanto que el proyecto con Charly, que se denominaría Cómo conseguir chicas, fracasó por problemas entre los músicos. Rezo por vos, un himno del rock, fue fruto de esa efímera reunión. Se mantuvo como solista y editó discos exitosos hasta 1994, cuando formó Los socios del desierto con los que grabó cuatro discos de sonido puramente rock y con los que participó del MTV Unplugged, junto a destacados músicos, e hizo un repaso por sus treinta años de producciones”.

“A comienzos del milenio, en 2001, editó en solitario Silver Sorgo. Se presentó por primera vez en el Teatro Colón en 2002 y experimentó con sonidos cercanos a lo electrónico. En 2005, dio un recital en la Casa Rosada. Realizó su segunda presentación en el Teatro Colón, en 2006. Y finalizó la década con el mítico show Spinetta y las Bandas Eternas, en el estadio Vélez Sarsfield ante una multitud que vivió su extensa carrera en todas sus versiones”.

“El 23 de diciembre de 2011, se dio a conocer la noticia de que El Flaco padecía de cáncer de pulmón. Falleció el 8 de febrero de 2012, en Buenos Aires, rodeado de sus hijos. Ese mismo año, la Biblioteca Nacional le dedicó la muestra Los libros de la buena memoria, donde se expuso material gráfico inédito. En noviembre de 2015, se editó el álbum póstumo Spinetta Los amigo, con grabaciones de 2011, que lo consagró nueva y eternamente como el artista más influyente del rock argentino”, concluye la reseña de la Casa Rosada.

Hay que agregar que en 2020 se publicó el disco “Ya no mires atrás” con siete canciones inéditas grabadas en su estudio La Diosa Salvaje.

La legislación vigente en la Ciudad de Buenos Aires contempla que se le puede poner el nombre de una persona a una calle o espacio público a 10 años de su fallecimiento, situación que ocurrirá en febrero próximo con respecto a Spinetta.

Tras el deceso del músico, un grupo de vecinos y fanáticos de su arte impulsaron una campaña para modificar el nombre de la calle Iberá por el del Flaco.

En Change.org hay una petición con casi 10.000 firmas, donde se expone: “Luis Alberto Spinetta, nuestro querido “Flaco”, fue uno de los más emblemáticos músicos de nuestro país y de toda Hispanoamérica y se merece como homenaje una calle con su nombre, por eso hace años pedimos el cambio de nombre de la calle “Iberá” por el de “Luis Alberto Spinetta”, ya que la última residencia física del Flaco fue en Ibera al 5000, en el barrio porteño de Villa Urquiza. Acompañanos firmando y compartiendo esta petición para que nuestro pedido se haga realidad. Hace ya 7 años que el Flaco dejó esta tierra, pero vivirá eternamente en su enorme obra musical”.

“Dos años después de su muerte, se estableció el 23 de enero, día de su nacimiento, como Día Nacional del Músico. Es clara la influencia que ha tenido en nuestra Historia, por eso queremos también que figure en el mapa de la ciudad con una calle propia. Homenajeemos a un grande que se fue, honremos a la ciudad que tuvo la suerte de tenerlo, que nos siga dando luz todos los días con su nombre. No pedimos algo que demande un gran gasto de dinero, es tan solo un pequeño cambio que tiene un enorme significado para los miles de Spinetteanos que queremos honrar su legado”.

“Te pido que firmes y compartas esta petición para que la Legislatura porteña mediante una Ley o el Jefe de Gobierno mediante un decreto, disponga el cambio de nombre de la calle Iberá por Luis Alberto Spinetta”, concluye la petición.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app

La Comuna

La Justicia ratificó la protección de la exfábrica Barthel tras el amparo de vecinos de Saavedra y Coghlan

El escrito presentado por los ciudadanos planteaba que “el GCBA autorizó la demolición de más del 86% del conjunto edilicio contrariando la protección patrimonial estructural otorgada por la Ley N° 5.117,”.

Publicado

el

La Sala de Feria Contencioso Administrativo y Tributario rechazó los recursos de apelación interpuestos por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la empresa Jorne S.A. y ratificó la medida cautelar dictada por el Juez Roberto Andrés Gallardo que había ordenado frenar la demolición del Edificio de la exfábrica Barthel (Freire 3035/85), en base a un amparo presentado por vecinos de Saavedra y Coghlan. Los ciudadanos habían alertado que, pese a estar protegida por la Ley porteña N° 5.117, el GCBA había dado un permiso para derribar parte de esta edificación con el fin de construir un complejo de viviendas.

El amparo había sido presentado el año pasado por El Movimiento la Ciudad Somos Quienes La Habitamos, Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), Asociación Civil Amigxs de La Estación Coghlan, Centro Murga Los Magos de Saavedra, Asociación Vecinal Loma de Saavedra, Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP).

La medida cautelar ratificada también había ordenado suspender los efectos de la Disposición N° 833/DGIUR/23, y disponer la continuidad de la clausura y suspensión de los trabajos constructivos y de demolición del inmueble sito en Capitán General Ramón Freire 3035/55/65/75/85 de esta Ciudad, informó el ODC.

Jonatan Baldiviezo, fundador del ODC y letrado patrocinante de la causa judicial expresó: “En el último mes. el GCBA, tanto el Poder Ejecutivo y la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires nos han demostrado que el patrimonio cultural de la ciudad está en grave riesgo aún cuando se encuentre protegido por la ley y que en cualquier momento se pueden buscar artilugios jurídicos para eliminar la protección con la que contaban. La Legislatura, por ejemplo, decidió eliminar la protección patrimonial del inmueble sito en Av. Belgrano 1772 porque la Fundación Favaloro quiere expandir su Hospital Universitario y necesita demolerlo. Ahora el Poder Ejecutivo, ya sin pasar siquiera por la Legislatura, decidió autorizar la demolición del 86% de la ex fábrica Barthel, edificio con alta protección patrimonial. Afortunadamente, en este último caso la justicia sostuvo que el patrimonio no se toca”.

La arquitecta Dora Young, integrante de la Asociación Civil Amigxs de La Estación Coghlan y profesional que elaboró un dictamen para la causa judicial, expresó: “Una vez más los ciudadanos nos encontramos con una realidad donde parece que las leyes estuvieran hechas para violarlas, cambiarlas, o interpretarlas, a la medida del negocio inmobiliario. La mueblería Barthel es un conjunto de gran valor; además de los aspectos arquitectónico, urbanístico y paisajístico, está instalada como un hito simbólico en la memoria de varias generaciones de vecinos, e inclusive tiene significado histórico, con relación a acontecimientos de la segunda guerra mundial, como el naufragio del acorazado Graf Spee”.

“Pero nada de todo esto parece ser suficiente para detener la especulación, con consecuencias cada vez más negativas para la calidad de vida de todos los ciudadanos, ya que no es no caso aislado y se repite en todos los barrios, siendo especialmente afectados los de baja densidad. El, impacto negativo que generan, no se limita lo estético, arquitectónico o paisajístico; cada emprendimiento inmobiliario impacta sobre las redes de servicios –cloacas, agua corriente, desagües pluviales, gas, electricidad, etc., que no están en condiciones de abastecerlos, y no se actualizan; tampoco se contempla la mayor demanda de vacantes escolares, ni los servicios de salud, o transporte”, agregó.

“Se elimina superficie absorbente favoreciendo las inundaciones, y no se adoptan las medidas necesarias para mitigar el efecto de las grandes lluvias; por ejemplo, se encuentran paralizados los trabajos del parque Sarmiento, que, aunque insuficientes, servirían para mitigar parcialmente las inundaciones en la cuenca del arroyo Medrano.Todo esto acompañado de un gravísimo déficit habitacional, cuya solución no parece estar entre las prioridades de los gobiernos, y que estos emprendimientos no aspiran a solucionar; más bien a generar un stock de viviendas ociosas, destinadas al mercado turístico o simplemente a reserva de capital”, concluyó la arquitecta.

También informó que estas sentencias se dictaron con posterioridad a que la empresa Jorne S.A. manifestara su voluntad de demandar por daños y perjuicios al Observatorio del Derecho a la Ciudad y a la Arq. Dora Young por el dictamen técnico que elaboró para ser acompañado con la demanda. Este dictamen fue calificado por la empresa Jorne S.A. de “mendaz”, “falaz”, “tendencioso”, “mala fe”, “desconocimiento espeluznante”. Finalmente, los tribunales concordaron con el contenido de este informe.

El GCBA había otorgado un permiso de obra nueva a la empresa Jorne S.A. para el predio donde se encuentra el conjunto edilicio catalogado con nivel de protección estructural por Ley porteña N° 5117 de 2014, compuesto por un edificio de habitación, oficinas y pabellones industriales de la ex fábrica de muebles Barthel.

“Alegando que los pabellones no presentan valor patrimonial, el GBA autorizó la demolición de más del 86% del conjunto edilicio contrariando la protección patrimonial estructural otorgada por la Ley N° 5177 a la totalidad del inmueble, es decir, que protege todo el conjunto sin distinción entre los pabellones y el edificio de habitación. También autorizó a incrementar el volumen del edificio y construir en el pulmón de manzana, situaciones absolutamente prohibidas por el Código Urbanístico. Una excepción inmobiliaria el Poder Ejecutivo a medida de los intereses económicos de la empresa Jorne S.A. que ni siquiera pasó por la Legislatura en contra de la patrimonio cultural porteño”, indicó el ODC.

La Ley habla del valor urbanístico ambiental del conjunto en los siguientes términos: “No obstante el importante tamaño de la parcela con los retiros de frente y la tipología edilicia lo presentan como un hito de valor referencial para el barrio. Así mismo, se destaca la articulación de las piezas que conforman el conjunto con los jardines y arboleda, construyendo un contexto de especial calidad ambiental”.

“La decisión correspondiente a desestimar el valor patrimonial de los pabellones corresponde a la Legislatura de la Ciudad que ha decidido otorgarles protección patrimonial con nivel estructural. El Poder Ejecutivo no puede desestimar la valoración patrimonial de la Legislatura porque no tiene la competencia constitucional para ello”, enfatiza.

“Por otra parte, de acuerdo con el Código Urbanístico el nivel de protección estructural implica que solo se pueden hacer modificaciones internas, estando prohibidas las obras de demolición y ampliación, pero el proyecto autorizado prevé el aumento en 250% del volumen edificado llevando la altura de dos plantas a 5 plantas con la construcción de subsuelos en toda la parcela. Gran parte de las nuevas construcciones se van a emplazar en el pulmón de manzana, situación también prohibida por el Código Urbanístico. En la carátula del permiso de obra se detalla que se van a demoler 2011 m2, es decir, el 86,89% del edificio protegido patrimonialmente. De los 2314 m2 del edificio sólo se conservarán 303 m2. Y, además, se incrementará el volumen en unos 8305 m2. Esta cantidad de nuevos metros cuadrados va en contra de los grados de intervención 1 y 2 para edificios con protección estructural”, describe el observatorio.

“Además, se proyecta el retiro injustificado de especies arbóreas que forman parte del paisaje y del entorno que hacen a la protección patrimonial y a la calidad ambiental del inmueble. Habiendo constatado que la demolición ya empezó, los colectivos y asambleas abajo firmantes presentamos un amparo colectivo ambiental con medida cautelar, al que hizo lugar tanto el juzgado de 1ra instancia como el Tribunal de 2da instancia. El amparo fue presentado con la personería del Observatorio del Derecho a la Ciudad solicitando que se declare la ilegalidad de los permisos otorgados y se interrumpan inmediatamente los trabajos constructivos y de demolición en el predio”, concluye el ODC.

 

 

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Continuar leyendo

La Comuna

Ladrón de automotores con antecedentes detenido en Lomas de Zamora tras un robo en Villa Pueyrredón

Publicado

el

La Policía de la Ciudad concretó la detención de un delincuente de 23 años quien había robado una motocicleta en el barrio de Villa Pueyrredón y quien, además, contaba con antecedentes por hurto de vehículos agravado.

Personal de la División Sustracción de Automotores y Autopartes intervino en la investigación por el robo de una moto Honda roja y negra del interior de una vivienda ubicada en la calle Campana al 4200 en Villa Pueyrredón.

La víctima, tras denunciar el robo, informó que el motovehículo contaba con equipo de rastreo satelital y reportó la ubicación en la localidad de Villa Fiorito, Provincia de Buenos Aires.

La Fiscalía Criminal y Correccional N°53 a cargo del Dr. Di Lello dispuso que la Policía de la Ciudad se dirija al barrio en cuestión con el objetivo de dar con el paradero del delincuente.

Una vez en el lugar, entre las calles Diego Armando Maradona y Morazán, los efectivos observaron a un sujeto circulando a bordo de una moto de similares características y sin patente.

De inmediato hicieron señales lumínicas y sonoras para que el conductor cese la marcha a las que hizo caso omiso dándose a la fuga.

Finalmente, al llegar a la calle Morazán al 2500, cuando se descartó del rodado e intentó ingresar a una vivienda, fue aprehendido por la Policía de la Ciudad.

Tras identificarlo se realizó un cotejo con las imágenes que tenían los investigadores del robo ocurrido en Villa Pueyrredón y constataron que se trataba de la misma persona.

Asimismo, se procedió al secuestro de la moto la cual tenía el tambor de arranque forzado.

La Justicia, enterada de los pormenores, solicitó que se le dé aviso a la Policía de la Provincia de Buenos Aires para que efectuaran una consulta con la Unidad Funcional de Instrucción de turno.

En el lugar se hizo presente personal de la Comisaría 5ª de Villa Fiorito que trasladó al detenido a la Seccional donde realizó la consulta pertinente con la Unidad Funcional de Instrucción N°18 a cargo del Dr. Perone quien dispuso la detención del imputado por el delito de “robo automotor” y el secuestro de la moto robada.

Cabe destacar que el delincuente posee antecedentes por “Tentativa de Hurto Agravado de Vehículos”.

En el marco de la investigación la Justicia libró una orden de allanamiento en el domicilio del detenido con el objetivo de recabar elementos probatorios de los delitos cometidos por el mismo.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Continuar leyendo

La Comuna

Buscan testigos del siniestro vial en Triunvirato y Olazábal por el cual murió una mujer

“Entre buscar Justicia y el dolor de la pérdida de nuestra madre no podemos más”, explicaron en el entorno familiar.

Publicado

el

Familiares de la mujer que falleció el 4 de enero de este año tras ser embestida por un camión en el cruce de Triunvirato y Olazábal, en el barrio de Villa Urquiza, buscan testigos del hecho. El teléfono de contacto es 1141940487.

Ya pasaron dos semanas del accidente y supuestamente no hay testigos, no hay cámaras, no hay nada que haya registrado el momento, por favor, si viste el momento ayudanos. Entre buscar Justicia y el dolor de la pérdida de nuestra madre no podemos más”, explicaron en el entorno familiar.

Así, en redes sociales Antonela, hija de la víctima, publicó: “Hola vecinos. Vengo a pedir su ayuda para encontrar testigos del accidente donde falleció mi mamá. Por favor si alguien vio lo que pasó o cree saber de algún conocido que pudo haber estado en el momento no duden en contactarnos”.

“Si lo pueden difundir en sus grupos personales, familiares, con vecinos, amigos de la zona, todo suma. Con mi familia solo queremos esclarecer lo que le paso a mi mamita. Gracias a todos”, agregó.

El siniestro vial ocurrió el jueves 4 de enero. Apenas se produjo la colisión, en el lugar se hicieron presentes efectivos de la Policía de la Ciudad que instalaron la carpa bordó reglamentaria para proceder a las pericias correspondientes. También se hicieron presentes médicos del SAME que constataron que la persona falleció en el acto.

El tránsito estuvo bloqueado sobre la avenida Olazábal y sobre Triunvirato para permitir la realización de las pericias necesarias ante este siniestro vial.

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Continuar leyendo

Más leídas