Conectate con nosotros

La Comuna

Reparan las esculturas de Clorindo Testa frente a la Sede de la Comuna 12

La Comuna 12 dijo a Saavedra Online que también se pondrán en valor las piezas ubicadas en los espacios públicos de Holmberg y Pedro Rivera, al otro lado del viaducto.

Publicado

el

La Comuna 12 de Buenos Aires repara las esculturas diseñadas por el prestigioso arquitecto Clorindo Testa que están ubicadas en la Plaza Monroe, lindera a la Sede Comunal 12 de Holmberg y Monroe.

Fuentes de la Comuna 12 informaron a Saavedra Online que el objetivo de esta puesta en valor es abarcar las piezas ubicadas en la plaza y también en el corredor verde sobre Holmberg y Pedro Ignacio Rivera, al otro lado del paso bajo del tren Mitre.

La Plaza Monroe se inauguró en el verano de 2017 con la presencia del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta. También estuvieron presentes familiares de Testa.

“Este espacio forma parte de la política de recuperación y revitalización del área de la traza de la ex Autopista 3 y está adornada con esculturas del prestigioso arquitecto Clorindo Testa”, destacaban autoridades porteñas en la inauguración de este espacio verde.

Clorindo Testa nació en Nápoles en 1923 y falleció en Buenos Aires en 2013. El sitio Biografíasyvidas reseña: “Formado como arquitecto en la Universidad de Buenos Aires, inició en 1948 su carrera profesional y ya en los años 50 su labor mereció importantes galardones y reconocimientos. Tras una estancia formativa de dos años en Italia, mantuvo paralelamente a su trayectoria como arquitecto su interés por la pintura”.

Publicidad

“Primer representante de la nueva generación de arquitectos argentinos, Clorindo Testa diseñó junto a Santiago Sánchez Elía, Federico Peralta Ramos y Alfredo Agostini el edificio para el Banco de Londres y América del Sur (1966), obra que por su gran originalidad marcó un paso decisivo en el desarrollo de la arquitectura argentina de aquellos años. Obra de envergadura monumental, que no conocía antecedentes en el país, significó una síntesis de funcionalidad y rigor estético; también representó una inusitada integración en el entorno urbano, y una importante novedad respecto del espíritu de aislamiento característico del purismo arquitectónico que enfatizaba la obra por contraste con su entorno”, añade.

“Clorindo Testa participó asimismo, junto con Francisco Bullrich y Mabel Cazzaniga, en otras importantes realizaciones de la década, como la Biblioteca Nacional (1962). Entre sus obras más destacadas figuran la casa del Gobierno de Santa Rosa, La Pampa (1955) y el centro cultural de la ciudad de Buenos Aires. Como pintor se interesó por el informalismo; en los 70, momento de atomización de tendencias en la pintura argentina, formó parte del grupo CAYC (Centro de Arte y Comunicación) que, impulsado por Jorge Glusberg, afianzó en la Argentina el arte conceptual”, destaca.

 

Apoyanos con tu donación
Invitame un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Publicidad

Más leídas