Villa Cerini: piden una garita en un paso peatonal de General Paz por episodios de inseguridad

Se trata de uno de los cruces que permiten el ingreso y egreso de la Ciudad hacia Provincia, entre Balbín y Donado.

Un grupo de vecinos de Villa Cerini presentó una nota al Gobierno de la Ciudad solicitando la instalación de una garita policial debajo del paso peatonal que cruza la avenida General Paz, a la altura de Lugones. De acuerdo a la petición, la ausencia de personal policial propició episodios de inseguridad, al tiempo que el puente es una vía por la que en forma reiterada, distintas personas burlan las restricciones a la circulación vigentes.

“Pedimos al ministerio de Seguridad y Justicia que tenga a bien arbitrar los medios necesarios para la colocación y el funcionamiento de una garita policial  en la bajada del puente peatonal que se encuentra frente a nuestros domicilios”, explicitaron en la nota. Para ello, realizarán una junta de firmas por el barrio, y el Club Cerini.

En la misiva, dirigida al vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, detallan que el paso “está en una zona prácticamente escondida de la autopista”, luego de una curva de la colectora. “Hemos verificado que durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio de 2020, y estas semanas, fueron vulneradas las restricciones a la circulación vigentes por esta vía, para evadir los controles policiales situados en Balbín y en Donado”, precisaron.

Sumado a ello, mencionaron que se “han producido varios hechos de vandalismo frente a nuestro domicilio, como rotura de vidrios de autos, robos de bicicletas o roturas de porteros eléctricos”. Incluso, registraron episodios aún más graves como ingresos a los domicilios. Al respecto, citan una entradera en Avenida General Paz 3138 en enero de este año y otra más reciente, al 3146, del pasado 31 de marzo.

La carta, en tanto, será replicada hacia el fiscal de Saavedra-Núñez, José María Campagnoli, y la Comisaría Comunal 12A de Ramallo.