Conectate con nosotros

El Barrio

Fabio Márquez: “El GCBA propone una escenografía del Arroyo Medrano en Parque Saavedra, no es sostenible”

En paisajista y Director de la Comisión de Participación Social de ACUMAR dijo a Saavedra Online que con este proyecto el GCBA “no va al hueso, que es sanear las aguas del arroyo”. Este viernes habrá una bicicleteada para unir el Parque de los Niños, la desembocadura del arroyo en el Río de la Plata y el pulmón verde del barrio.

Publicado

el

Fabio Márquez, licenciado en Diseño del Paisaje (UMSA) y Director de la Comisión de Participación Social de ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo), expresó a Saavedra Online que la propuesta del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de regenerar el Arroyo Medrano dentro del Parque Saavedra “genera una especie de escenografía, una simulación de arroyo paralelo al costado del que esta entubado”. “No es sostenible ambientalmente”, dijo y agregó que se debe “ir al hueso”, es decir, sanearlo para evitar que los desechos que corren por sus aguas desemboquen en el Río de la Plata.

Esta y otras reflexiones se pronunciarán el viernes desde las 18 durante una bicicelteada por la cuenca del Arroyo Medrano entre el Parque de los Niños, la desembocadura frente al Río de la Plata y el Parque Saavedra. Organizan: Inundación Sonora Lumínica, Frente Ambiental Nuevo Encuentro CABA (FANE), Galgo Super Nova.

Márquez también forma parte de esta propuesta: “La bicicleteada arranca a las 18 en la puerta del Parque de los Niños, iremos al desembocadura del Arroyo Medrano. Desde ahí haremos un recorrido por Comodoro Rivadavia y García del Río hasta el Parque Saavedra. Haremos paradas para contar la historia de este Arroyo entubado y las distintas situaciones que hubo a lo largo de su periodo, desde que estuvo abierto y urbanizado y cuando fue entubado y lo que sucedió después”.

“Al anochecer llegaremos al Parque Saavedra, donde habrá una actividad recreativa del colectivo Inundación Sonora Lumínica con luces y papeles metalizados, jugando a entender el espíritu del arroyo que atraviesa el parque”, añade.

Según su experiencia profesional, puede afirmar: “Entendemos a la ciudad como una ciudad de cuencas: el Río de la Plata, Riachuelo y todos sus arroyos que hemos entubado a lo largo del siglo pasado. Parte del saneamiento ambiental de la ciudad debe apuntar a sanear esos arroyos, en la mayoría se arrojan efluentes contaminados (desechos o plásticos).

Publicidad

“El viernes en la desembocadura del Medrano lo que vamos a ver es esa mugre que sale al río, algo que no debería ocurrir. Cualquier saneamiento del arroyo lo que permitiría es imaginarnos algún día volver a abrirlos a cielo abierto, a recrear espacios verdes públicos verdes. En su momento, entubarlos fue poner la mugre bajo la alfombra y hacer de cuenta que no existían más”, detalla.

Sobre la idea de abrir los arroyos entubados en las grandes urbes, comenta: “Las ciudades contemporáneas desde hace 20 años reabren sus arroyos no por una situación paisajística, sino como un proceso de saneamiento ambiental. Para que no se vuelquen más porquerías al arroyo, restaurarlos como espacios de biodiversidad al abrirlos con flora nativa y creando espacios verdes a su alrededor para uso público”.

El especialista opinó sobre el proyecto de regenerar el Arroyo Medrano a través de 500 metros dentro del Parque Saavedra: “El GCBA no lo comunicó mucho, solo mediante el Boletín Oficial. Es más cosmético. No abre a cielo abierto el arroyo entubado. Genera una especie de escenografía, una simulación de arroyo paralelo al costado del que esta entubado. No es sostenible ambientalmente”.

“Lo hacen así para poner agua de napa y no agua de arroyo. Recrean una situación falsa, cara, difícil de mantener. No van al hueso que es sanear las aguas del arroyo. las dejan circulando desembocando al río con toda su suciedad. Inventan un paisaje simulado de algo que no será un arroyo, será un cuerpo de agua que requiere subsidio de agua de napa para funcionar”.

“Argumentan en el GCBA que esto va a servir para mitigar futuras inundaciones. Es dudoso, el agua debería seguir evacuando por el arroyo para poder llegar hasta el río. El arroyo termina siendo un embudo. los montos que se suponen gastar son inviables. No tiene nada de sostenibilidad ambiental lo que plantean”.

Publicidad

“Siempre pensamos abrir el Arroyo Medrano a cielo abierto, aunque sea una parte, pero como una medida ambiental. Sanear el arroyo para que deje de contaminar el Río de la Plata, el cual también pensamos que se debe sanear para que vuelva a ser usado como balneario”.

“Con el arroyo saneado, regulado, sin riesgo de inundaciones, con un buen cauce, ahí sí se puede recrear biodiversidad en su entorno y transformarlo en un espacio verde público de uso recreativo y contemplativo para la gente del barrio”.

“A los arroyos los perdimos con el concepto de civilización del siglo XX de dominar la naturaleza. Nos salió más caro porque nunca dejó de haber inundaciones al impermeabilizar suelos y no entender los flujos hídricos de la ciudad”, concluyó el especialista.

Apoyanos con tu donación
Invitame un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Publicidad

Más leídas