Una de las mujeres acuchilladas en la escuela de danza dijo que el atacante amenazaba con “matarlas a las dos”

Sofía Bovino, víctima junto a otra profesora de baile, contó que una supuesta burla detonó la agresión.

Sofía Bovino, la dueña de la escuela de danza ubicada en Federico Lacroze y 11 de Septiembre, donde ayer un hombre la hirió a puñaladas a ella y a otra profesora de baile, aseguró hoy que el detonante que llevó al agresor a acuchillarlas fue una supuesta burla que sintió contra su persona y que en todo momento amenazaba con “matarlas a las dos”.

En declaraciones al canal Telefé, la mujer de 36 años dijo que aún permanecía internada en el Sanatorio Güemes, donde en las próximas horas deberá ser operada por una herida que sufrió en uno de sus dedos, como consecuencia del roce de la bala disparada por un efectivo de la Policía de la Ciudad para neutralizar al agresor.

“Váyanse o las mato a las dos”, decía Sebastián Damián Villarreal mientras las mantenía amenazadas a Bovino y a Julieta Antón en el piso de la escuela de danza.

De acuerdo con su relato, la situación comenzó cuando el hombre aguardó a Antón en el pasillo que comunica a uno de los salones con los baños.

“Yo estaba en la parte de adelante del estudio, trabajando cosas administrativas con dos colegas y, de repente, escuchamos un grito muy tremendo. Nos paramos, escuchamos otro grito y la vemos venir corriendo a Juli y atrás de ella, venia él con el cuchillo en la mano”, dijo.

Télam 10/11/2020 Buenos Aires: olegiales y la Policía lo balea
Un hombre de 30 años hirió hoy a cuchilladas a una profesora de baile y a otra mujer tras irrumpir en un clase en una escuela de danza en el barrio porteño de Colegiales, y el agresor quedó detenido tras ser baleado por la Policía. Foto: Ramiro Gomez /aa

Según explicó, Julieta se dirigió junto a ella, quien de esa manera quedó en el medio de ambos.

“Me acuerdo de estar pegándole patadas y él tratando de apuñalar a Juli. Yo trataba de sacarle las manos, de patearlo, de todo. Cuando caímos al piso, sentí el impacto del cuchillo en la pierna de Juli. Había muchísima sangre, nosotras dos en el piso, Juli abajo mío y yo tratando de defenderme con los pies”, relató la mujer.

Según Bovino, Villarreal la “agarraba de la muñeca derecha” y le decía “Vos correte, salí”, por lo que aclaró que la única destinataria del ataque era Antón, a quien acusaba de haberse burlado de él.

“En un momento me dice ‘yo le conté que me abusaron y ella se burló de mi'”, dijo la dueña de la escuela, quien agregó que no recuerda en qué momento aparecieron los policías, pero que por suerte “llegaron muy rápido”.

“El hombre levantaba el cuchillo por arriba de la cabeza y en un momento atinó como a clavárselo en el muslo a Juli. En uno de esos momentos, me cortó la mano izquierda porque tiró un cuchillazo e involuntariamente pensé en frenarlo con la mano”, dijo.

Finalmente, la mujer consideró que, a su criterio, Villarreal tenía todo planeado porque “había pedido entrar antes para usar el baño”.