Legislatura porteña: impulsan declaración de pesar por la muerte del actor y vecino Edgargo Nieva

“La cultura argentina despide a un gran actor, pero también a un gran ser humano, cuyas cualidades seguramente serán tomadas por las nuevas generaciones de artistas”, destacan en el bloque Frente de Todos, autores del homenaje.

El bloque parlamentario del Frente de Todos impulsa una declaración para que la Legislatura porteña exprese su pesar ante la muerte del actor y vecino de la Comuna 12 Edgardo Nieva, popular por haber interpretado en el cine al boxeador José María “El Mono” Gatica.

“La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su pesar por el fallecimiento de Edgardo Nieva, reconocido actor y personalidad destacada de la cultura argentina”, señala el texto, que lleva la firma del legislador Claudio Ferreño y es acompañado por sus compañeros Javier Andrade, Victoria Montenegro, Claudio Morresi, Leandro Santoro y Lorena Pokoik.

Los fundamentos del proyecto: “Edgardo Nieva nació un 19 de marzo de 1951 en nuestra querida Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más precisamente en una pensión en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes, frente a lo que hoy es el hotel Bauen. Su madre era pianista y su padre se dedicaba al oficio de mozo. Trabajó vendiendo libros, también en fotocopiadoras y de visitador médico. Si bien estudió un tiempo en la Facultad de Ciencias Económicas, decidió abandonar su carrera universitaria para dedicarse a la actuación”.

“Justicialista de ley, llegó a la cumbre de su carrera al interpretar al legendario boxeador José María “El Mono” Gatica en la película realizada por el entrañable director de cine Leonardo Favio. Con una extensa carrera también en televisión y en teatro también participó en “La dama regresa” (1996) con Isabel Sarli, Tesoro Mío (1999), “Ni vivo, ni muerto” (2001) y “Palermo Hollywood” (2004), entre otras recordadas obras. Su última película fue “Aníbal, justo una muerte”, estrenada en 2016. Previo a su deceso también formó parte de el programa unitario “El Lobista” de la productora Pol-ka, y había encarado una gira por todo el país con la obra “La empresa perdona un momento de locura”, en donde interpretaba a un obrero”.

“Querido por todos en el ambiente artístico y en la Asociación Argentina de Actores, entidad a la cual estaba afiliado desde 1975, la huella de Edgardo Nieva en nuestra cultura será muy difícil de borrar, por no decir imposible. Una persona familiera, integra y de vocación por los más humildes de nuestro país. La cultura argentina despide a un gran actor, pero también a un gran ser humano, cuyas cualidades seguramente serán tomadas por las nuevas generaciones de artistas para seguir manteniendo a nuestras producciones audiovisuales en el nivel que se merecen. Siendo la Legislatura Porteña la representante del pueblo de esta ciudad, creemos que un homenaje al querido Edgardo Nieva es lo mínimo que una figura de su envergadura merece”, concluye la defensa de este proyecto de declaración.