Retomaron obras en las torres del Palacio Roccatagliata

Así se lo confirmaron operarios a Saavedra Online.

Desde hace una semana retomaron los trabajos, suspendidos por la pandemia, en as torres que rodean el Palacio Roccatagliata de Coghlan, informaron a Saavedra Online, en el lugar, operarios en este desarrollo urbano de Balbín y Roosevelt, en el vecino barrio de Coghlan, cuestionado por su altura y frenado durante años por el Poder Judicial porteño.

Según los trabajadores, por ahora se están realizando tareas de limpieza preliminares, y en breve se avanzará con la construcción a fin de terminar la obra proyectada.

Este es un desarrollo inmobiliario de la empresa KWZ, que tiene 350 departamentos de entre uno y cuatro ambientes, con amenities y vista panorámica. Están repartidos en dos edificios: uno de 13 pisos que ya está casi terminado y otro de 28 pisos, a medio construir. Ambos rodean a la histórica casona Roccatagliata, que está protegida por su valor patrimonial ya que data de 1900.

Para su ejecución, el Poder Ejecutivo porteño hizo en 2014 una excepción y permitió que el inmueble tenga una altura mayor a la reglamentación vigente. Por eso, un grupo de vecinos, el exlegislador porteño Gustavo Vera y el Observatorio del Derecho a la Ciudad presentaron un amparo, que derivó en una medida que suspendió las obras por tres años. Decían que esa era una atribución de la Legislatura y que no estaban hechos todos los estudios pertinentes de impacto ambiental.

En noviembre de 2019, el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires (TSJ), máxima instancia de litigio porteño, emitió un fallo que habilita terminar la obra. Guido Wainstein, socio en KWZ, dijo a La Nación en enero de este año: “El fallo a favor del Gobierno porteño (encargado de dar el permiso de obra) y de la desarrolladora es contundente y definitorio, ya está terminada la instancia judicial. No se puede poner otro amparo”.

En diálogo con este portal, y ante el reinicio de los trabajos, una vecina comentó: “No es una torre es un es edificio en una manzana histórica, con un jardín hermoso. Hace 50 años que vivo acá. No te queres imaginar”.