Conectate con nosotros

El Barrio

Los parques de Saavedra se llenaron durante el último día de confinamiento estricto

Si bien la normativa llamaba a mantenerse en el hogar y solo salir para hacer compras o labores esenciales, se permitían los paseos recreativos en espacios públicos de cercanía.

Publicado

el

En el último día de confinamiento estricto, los parques y espacios públicos de Saavedra se llenaron de vecinos que aprovecharon el clima soleado para pasear y distenderse. El frío no fue un obstáculo para disfrutar el domingo al aire libre.

Si bien la normativa llamaba a mantenerse en el hogar y solo salir para hacer compras o labores esenciales, se permitían los paseos recreativos en espacios públicos de cercanía.

Este medio visitó el Parque Saavedra y comprobó que había grupos de personas haciendo entrenamiento como running, bicicleta o caminata. Algunos hacían pases de pelota a distancia, sin contacto. La actividad física fue una constante en este pulmón desde los primeros días del confinamiento estricto, marcados por el clima lluvioso.

Asimismo, había numerosas familias con sillas y reposeras tomando mate o merendando. Se sumaban grupos de amigos reunidos en ronda. En general, pese a estar de a varios se intentaba respetar la distancia.

Publicidad

Este portal vio que había varios efectivos de la Policía de la Ciudad caminando entre los grupos de amigos y familias para supervisar. En el Parque Saavedra hay dos garitas de la fuerza de seguridad local.

Del mismo modo, los patios de juegos de este pulmón verde continuaban cerrados, tal como marcaba la normativa para estos nueve días de encierro estricto.

Sobre Vilela al 3500, entre Superí y Roque Pérez, este sábado y domingo de 10 a 17.30 se desarrolló la feria gastronómica Buenos Aires Market (BA Market). Los puestos estaban montados sobre la calle, en una especie de corralito para evitar aglomeraciones.

Junto a los feriantes, había trabajadores de la Dirección de Ferias de la Ciudad que bregaban por el cumplimiento de los protocolos sanitarios: los vecinos hacían cola para ingresar a la feria (corralito) y antes se les tomaba la temperatura y les rociaban las manos con alcohol.

Publicidad

Las plazas del Parque Roberto Goyeneche fueron otro sitio de encuentro y recreación durante esta tarde. Los vecinos llevaban sus mantas, sillas y reposeras para disfrutar un rato al sol.

Este medio recorrió los espacios verdes y corroboró que si bien los parques de juegos estaban inhabilitados, las familias se sentaban sobre el verde a charlar y merendar. En algunas plazoletas había postas aeróbicas usadas con el mismo fin recreativo.

Quienes hacían deporte sobre los caminos principales de cemento convivían con quienes paseaban o habían encontrado un sitio para pasar la tarde entera.

Ya en Villa Urquiza la situación era similar en los veredones verdes del Barrio Donado Holmberg (DoHo).

Publicidad

Si te gustó esta nota...
Invitame un café en cafecito.app
Seguir leyendo
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad

Más leídas