Conectate con nosotros

La Ciudad

La Línea B estuvo paralizada durante cuatro horas por la agresión a un empleado del subte

El cese se produjo entre las 12 y las 16, luego de que, según el sindicato, se consiguiera una audiencia con las autoridades.

Publicado

el

Trabajadores de la línea B del subterráneo porteño realizaron hoy un paro de actividades de cuatro horas a raíz de lo que denunciaron como una “violenta agresión por parte de un personal jerárquico contra un trabajador” en el Taller Rancagua, y dijeron que la situación se produce en medio del conflicto por “la desabestización” de los vehículos reclamada desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).

El cese se produjo entre las 12 y las 16, luego de que, según el sindicato, se consiguió una audiencia con las autoridades.

“Los trabajadores y trabajadoras de la línea B en asamblea decidimos suspender la paralización de la línea y retomar el servicio desde las 16. Exigíamos una cita urgente a la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad para solicitar, una vez más, respuesta a nuestras exigencias y hemos conseguido el primer objetivo”, indicó la AGTSyP en un comunicado.

Añadió que “de no obtener respuestas positivas retomaremos las medidas votadas en nuevas asambleas”.

“Denunciamos la violenta agresión por parte de personal jerárquico contra un trabajador en el taller Rancagua de esta línea. Frente a nuestro reclamo de desabestización, que ya lleva cinco años, la empresa responde con aprietes, sanciones y agresiones físicas, señalaron los trabajadores de la línea B en un comunicado difundido por la mañana.

Remarcaron que “la agresión se enmarca en medio de la crisis que hay en el taller por la presencia de asbesto, que impide a los trabajadores realizar tareas sobre determinadas piezas y determinados trenes, dada la prohibición que existe en nuestro país desde el año 2001 de trabajar en contacto con ese material cancerígeno. A pesar de las leyes vigentes, la empresa ejerce todo tipo de presiones sobre los trabajadores del sector para que lleven a cabo tareas sin que estén dadas las condiciones para ser realizadas”.

Por su parte, la empresa Emova, concesionaria del subte, dijo en un comunicado que “rechaza y repudia todo tipo de violencia que exista en cualquier ámbito de trabajo, pero no existe razón para estas situaciones acaecidas en el ámbito laboral afecte el servicio de subte, y en consecuencia a los usuarios”.

“Respecto del hecho ocurrido esta mañana en Taller Rancagua, queremos informar que en el marco de un clima hostil generado desde hace un tiempo por los sectores sindicales por discusiones y diversas provocaciones, se produjo un confuso episodio entre un supervisor y un delegado gremial, que por estas horas estamos investigando dado el poco tiempo transcurrido desde ocurrido el hecho”, añadió.

“Queremos resaltar nuevamente que repudiamos cualquier hecho de violencia y que siempre trabajamos para mantener los canales de diálogos abiertos para la resolución de los conflictos”, sostuvo Emova.

La AGTSyP denunció en 2018 la presencia de asbesto en trenes e instalaciones de la red de subterráneos y aseguró que desde entonces “67 trabajadores han sido afectados y tres compañeros han fallecido”.

En ese sentido, se afirmó que “esta verdadera crisis sanitaria por la presencia de material cancerígeno en la red de subterráneos necesita una solución urgente y esta no puede ser la persecución y las agresiones contra los trabajadores que exigimos una respuesta”.

“Ya tenemos un saldo de varios compañeros fallecidos por cáncer provocado por asbesto, además de decenas de compañeros con sus pulmones afectados por este mineral prohibido desde principios de siglo y que sin embargo no se ha retirado de la red. Exigimos una respuesta inmediata a nuestro reclamo y responsabilizamos a Emova y a Sbase (Subterráneos de Buenos Aires) de esta situación”, finalizó el comunicado.

Apoyanos con tu donación
Invitame un café en cafecito.app
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Enviá tu carta a [email protected]
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más leídas