Soledad Acuña dijo que Ciudad insistirá con llegar a un “acuerdo” para que el alumnado “recupere el vínculo con su escuela”

La ministra de Educación porteña pidió “dejar de lado la política partidaria, para hacer política por la gente y superar esta pandemia”.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, dio detalles sobre el plan que impulsa la Ciudad para que “los chicos y chicas recuperen el vínculo con su escuela”, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Acuña destacó en primer lugar que “hace casi seis meses que el Presidente, junto al Jefe de Gobierno, vienen trabajando y poniéndose de acuerdo, no solamente en prevenir, asistir y poner en marcha la Ciudad, sino en dejar de lado la política partidaria, para hacer política por la gente y superar esta pandemia”.

En esa línea, aseguró que “no nos vamos a resignar a que sea la educación el tema en que no nos pongamos de acuerdo” y agregó que “vamos a seguir trabajando para llegar a un acuerdo para que chicas y chicos de la Ciudad vuelvan a tener las escuelas como espacio de referencia, de cuidado, de seguridad, de trabajo y desarrollo”.

A su vez, señaló que “habíamos acordado con el ministro (Nicolás) Trotta la apertura de espacios digitales en las escuelas, y por eso el Jefe de Gobierno lo anunció en una conferencia de prensa”.

La ministra también aclaró que el protocolo Conectate en la Escuela “no es un protocolo de vuelta a clases”. “Nosotros sabemos perfectamente que no están dadas las condiciones para la vuelta a clases, pero los datos epidemiológicos de la Ciudad nos permiten avanzar en pequeños pasos progresivos para que la escuela vuelva a ser el lugar donde los chicos tengan oportunidades de aprendizaje”, dijo.

La iniciativa del Gobierno porteño contempla la apertura de espacios digitales en las escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de la Ciudad.

Los espacios digitales son ambientes de la escuela (aulas, SUM o similar) que cuentan con el equipamiento y la conectividad necesarios para desarrollar actividades virtuales para la continuidad pedagógica, tales como encuentros sincrónicos, carga y descarga de archivos en diversos formatos, búsqueda de información en Internet, realización de actividades y tareas en línea.

Y está destinado a aquellos alumnos que tienen poca conectividad en sus casas, carecen de dispositivos o para todo aquel que encuentre en la escuela un ámbito más apropiado para el estudio que su hogar.

“Ese protocolo es sobradamente más seguro que el que aprobamos en el Consejo Federal”, afirmó Acuña.

El mismo abarca a 634 escuelas (464 primarias y 170 secundarias), con un máximo de 15 chicos por cada escuela y con una capacidad máxima por turno de 9.510 alumnos.

“Aunque algunos siguen insistiendo de manera obstinada en que el problema es la conectividad, quienes tenemos hijos en las escuelas sabemos que es mucho más difícil que entregar una computadora. Sabemos lo difícil que es estudiar a distancia, lo difícil que es motivar a los chicos después de tanto tiempo, lo difícil que es aprender y ganar autonomía para tener estos espacios de aprendizaje a distancia”, dijo la ministra.

Y enfatizó que “estamos dispuestos a seguir trabajando con el Gobierno nacional para ponernos de acuerdo en la manera. Si la que nosotros planteamos no es la manera que ellos consideran necesaria, encontrar una que sí lo sea”.

Al mismo tiempo, comunicó que “a estos 6.500 chicos que las escuelas identificaron que perdieron contacto con sus docentes, ya los estamos contactando, ya estamos trabajando y llamándolos a sus casas para entender cuál es la realidad y qué recursos del Estado necesitan para poder acompañarnos”.

Acuña describió que “algunas de las observaciones sanitarias” que hizo el Gobierno nacional del programa “tienen que ver con que lo compararon con un protocolo para la vuelta a clases”.

“Esto quiere decir que piden cuestiones vinculadas al transporte escolar, y para esta política en particular, de apertura de espacios digitales y de trabajo con los chicos más vulnerables, no estamos pensando en el traslado, estamos pensando en las acciones en las escuelas de cercanía”, aclaró.

Por último, la ministra destacó que “la enorme mayoría de los docentes hoy está trabajando, como hace cinco meses, desde sus casas, buscando herramientas para poder acompañar a sus estudiantes y yendo a las escuelas cada 15 días para la entrega de la canasta alimentaria, y acompañar a los papás y mamás que se acercan”.

El protocolo Conectate en la Escuela establece que los espacios destinados a esta actividad tengan un coeficiente de ocupación de una persona cada 15 metros cuadrados y que es obligatorio el uso de tapaboca en todo momento.

También indica que se deberá tomar la temperatura de todas las personas que ingresen al establecimiento, y sólo se permitirá el ingreso de estudiantes con turno previamente asignado, acompañados, en el caso de menores de 15 años, por una persona mayor conviviente o con su correspondiente autorización.

Esos turnos se entregarán escalonando los horarios de entrada y salida. Todas las computadoras serán desinfectadas luego de cada turno.

Los espacios digitales estarán habilitados cuatro horas por día (de 10 a 14). Los turnos se otorgarán de acuerdo a la capacidad de los espacios y con un máximo de permanencia de dos horas.

La ministra Acuña estuvo acompañada por la subsecretaria de Coordinación Pedagógica y Equidad Educativa, Lucía Feced, y el subsecretario de Carrera Docente, Manuel Vidal.